Estreno

La desaparición de una niña en formato serie

El jueves, TNU estrena la miniserie española Bajo sospecha

Bajo sospecha
Yon González y Blanca Romero protagonizan la serie policial "Bajo sospecha" que se estrena el jueves, a las 22.00 por TNU. Foto: Difusión

Qué le sucedió a Alicia Vega fue una de las preguntas que se hicieron los millones de espectadores españoles que quedaron enganchados con esta serie que se estrena el jueves en Uruguay.

Es que Bajo sospecha (desde el jueves a las 22.00 por TNU, también está en Netflix) es una miniserie de misterio que tiene todos los ingredientes para ser una excelente producción: un guión cuidado, buenas actuaciones, una gran fotografía y ambientación. Todo esto queda al servicio de una historia de intrigas y varios misterios familiares para intentar averiguar qué le pasó a la joven.

Esta serie, protagonizada por Yon González y Blanca Romero narra la investigación de los dos policías designados al caso, Víctor (González) y Laura (Romero), así como su superior, el comisario Casas (interpretado por Lluis Homar).

bajo sospecha
Tráiler de la serie española "Bajo sospecha"

El día de su primera comunión, Alicia Vega, una niña de 7 años, desaparece de la quinta familiar sin dejar rastro. Tras dos semanas de intensa búsqueda, la policía solo tiene una cosa segura: el culpable es uno de los invitados a la ceremonia y miembro de la familia de la niña. De esta forma, los agentes tendrán que hacerse pasar por un matrimonio recién llegado e infiltrarse en el pueblo con el objetivo de acercarse a la familia Vega, así como al resto de sospechosos.

Con el tiempo en su contra, hallar al culpable será más complicado de lo que se imaginaban. Es que la familia Vega, pese a los pocos integrantes ha tejido una red de secretos y mentiras que no hacen más que complicar el trabajo de los investigadores. Así, la verdad del paradero de la niña supondrá un verdadero impacto en las vidas de la familia Vega, pero también en la de estos agentes infiltrados que también tendrán que comenzar a conocerse y confiar mutuamente.

Mientras los dos investigadores permanecen en las sombras e intentan dar la imagen de un matrimonio joven que está aprendiendo a convivir, el comisario Casas será la parte oficial de la investigación y la única persona que conoce la verdadera identidad de sus agentes infiltrados.
Son solo ocho episodios de una hora los necesarios para contar este inquietante policial sobre la desaparición de esta niña que tiene un final inquietante. Una historia muy bien narrada que deja al descubierto que todos los invitados a la fiesta tenían motivos, tanto para que desaparezca, como para mentirle a los investigadores. Así, Víctor y Laura tendrán que ir armando el rompecabezas, averiguando dónde estuvieron los sospechosos para dar con el paradero de esta niña que, en apariencia tenía una vida de ensueño.

Bajo sospecha, que tuvo una segunda temporada (ver más abajo), es uno de los primeros fenómenos televisivos surgidos de España. País que ha tenido una explosión de producciones televisivas, siempre interesantes aunque muy centradas en dramas, romances y comedias. Como sucedió con La casa de papel, Bajo sospecha logró un mayor éxito cuando apareció en el catálogo de Netflix. Desde entonces el servicio de streaming ha puesto la mirada en ese país para desarrollar nuevas producciones, así como potenciar las ya existentes. Como sucedió con los dramas Gran Hotel, Velvet, Vis a Vis, El Ministerio del Tiempo y Merlí. Claro que Netflix también ha producido series españolas, como Las chicas del cable, que este año estrenará su nueva temporada, así como la tercera temporada de La casa de papel, cuya producción ya comenzó.

Las chicas del cable. Foto: difusión
"Las chicas del cable", una producción española creada para Netflix

La segunda temporada disponible en Netflix

Víctor (González) regresa en la segunda temporada de Bajo sospecha para continuar investigando casos difíciles.

Los nuevos episodios, disponibles en Netflix, se centran en el Hospital Policlínico Montalbán, ubicado a las afueras de Madrid. Hasta allí llegará el detective para investigar la desaparición y muerte de varias mujeres, entre ellas, la jefa de enfermeras, puesto que es ahora ocupado por Lidia (Luisa Martín) quien gracias a su carácter fuerte se convierte en una de las primeras sospechosas de los crímenes.

Ante este planteo, Víctor tendrá que volver a infiltrase, ahora en un hospital, aunque esta vez tendrá una grabación de seguridad como la única herramienta para su investigación. Cuando una nueva colaboradora comience a trabajar junto a él, comenzarán los roces por los distintos enfoques de trabajar, mientras las muertes continúan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º