GOT TALENT

Danza contemporánea, taekwondo y un bandoneón, lo destacado de "Got Talent"

En Montevideo y Durazno se realizaron las audiciones de este lunes en "Got Talent Uruguay", que no tuvieron un "botón dorado" del jurado

Imagen promocional de "Got talent Uruguay". Foto: Difusión
Imagen promocional de "Got talent Uruguay". Foto: Difusión

Llegó la décima etapa de audiciones en Got Talent Uruguay, el programa que conduce Natalia Oreiro y tiene como jurados a Orlando Petinatti, María Noel Riccetto, Claudia Fernández y Agustín Casanova.

Como siempre, tres votos positivos de los jurados son necesarios para que los participantes puedan avanzar a la siguiente etapa de este reality de talentos que emite Canal 10.

Aquí, un repaso por las actuaciones que lograron tres votos positivos del jurado para pasar a la siguiente etapa: el "Corte del jurado".

El quintento Scoo-Bit Crew, un grupo de danzas urbanas, fue el encargado de iniciar las audiciones. Una coreografía muy enérgica, buenos pasos de baile y música funky le dio cuatro votos positivos al conjunto. “Son muy buenos. Me gustó mucho”, dijo María Noel Riccetto.

Una demostración de taekwondo es lo que llegaron para mostrar los cuatro integrantes de Xtreme Martial Arts. Muchas piruetas, saltos y golpes se vieron en esta presentación que tuvo hasta un ladrillo partido con las manos. Esa combinación les dio el voto positivo de tres de los jurados, haciendo que este conjunto pase a la siguiente ronda.

Gon y Gon se llaman Gonzalo y Gonzalo, tienen 32 años, son de Montevideo y son bailarines de danza contemporánea. Estudiaron danza desde chicos, y luego de varios años se encontraron y descubrieron que tenían la misma forma de ver este arte, dijeron.

“Me gustó muchísimo lo que hicieron”, dijo Riccetto iniciando las devoluciones. “Hermoso lo que han hecho, fue muy lindo”, dijo Fernández, que destacó el uso de lenguaje de señas en la danza. Con cuatro votos positivos se despidieron del escenario.

Álvaro Sánchez es profesor de danza, instructor de fit dance y pole dance. Llegó al escenario para hacer pole dance, con una coreografía que también hablaba de la contaminación en los océanos. “Lo que hiciste en el caño fue espectacular. Todas tus figuras fueron perfectas”, le dijo Claudia Fernández. “Me gustó muchísimo, todas esas transiciones fueron limpias y me gustó que usaras todo el escenario para la danza. El mensaje es un mensaje que hoy por hoy todos tendríamos que escuchar”, dijo Riccetto. Cuatro votos positivos del jurado hicieron que Álvaro pasara a la segunda etapa.

Sandra González tiene 19 años y viene de Tacuarembó. Subió al escenario de Got Talent para cantar y ser acompañada por su bandoneón. “La última curda” de Roberto Goyeneche fue la canción elegida por esta joven. El teatro Español de Durazno quedó de pie cuando ella terminó.

“Hay que ser atrevido en la vida para destacarse, y vos te destacás con algo que nadie hace, tocar el bandoneón y cantar tango”, dijo Petinatti, quien le dio el único no de la noche. Para la próxima etapa prometió que volvía con su padre para cantar y tocar el bandoneón, juntos en el escenario.

Gabriel y Javier son hermanos gemelos de Tacuarembó y con sus guitarras llegaron para cantar a Got Talent. “Muere con la sonrisa” de La Trampa fue la canción elegida por ellos. “Lo han hecho muy bien los dos”, les dijo Claudia Fernández. Agustín Casanova terminó pidiéndole consejo a su madre para votar, quien la ayudó a darle el tercer voto positivo.

Melody Da Rosa tiene 12 años y llegó desde Maldonado para cantar k-pop. Mientras cantaba se veía cómo se erizaba Agustín Casanova. “Te veía y me llevaste a un lugar precioso”, le dijo Claudia Fernández. “Tremendo” le dijo Agustín, quien le dio el primer sí de su presentación. Melody logró tres votos positivos y pasó a la siguiente etapa del programa.

Los que no lograron pasar de ronda

Se llama Pilar Silveira, pero le dicen Pichu. Llegó al escenario de Got Talent para cantar, pero también bailó en un número que tuvo mucho de actuación. Al momento de las devoluciones, Petinatti y Fernández le dijeron que si bien había sido una presentación original, la segunda parte, el baile, les resultó aburrida y monótona. Tres votos negativos no le permitieron seguir adelante en el programa.

Federico es uno de los integrantes de Americana, una banda de rock uruguayo que llegó para cantar al escenario de Got Talent. “Me parece que sos tremendo showman y que todos acompañan. Estuvo bueno”, le dijo Agustín Casanova. Petinatti y Fernández le dieron un no, haciendo que este conjunto no pase a la siguiente ronda.

Ahora que Leonardo Pucheta está jubilado aunque prefiere decir que es un retirado laboral, comenzó a dedicarse a la música. Llegó a Got Talent para cantar la canción de rock de los años cincuenta, “Before You Acuss Me” de Bo Diddley. “Viniste, disfrutaste, cantaste y la rompiste”, le dijo Petinatti. “Me encantó lo que hiciste, tu canto y baile. Gracias por tu buena onda” le dijo Riccetto. Solo logró dos votos positivos del jurado quedando a las puertas de la siguiente etapa.

Franco Correa tiene 18 años y llegó de Solís de Mataojo para cantar Hip Hop. La canción, escrita por él, estaba dedicada a una amiga que falleció hace poco más de un año. “Vi que tenés tremendo talento para escribir”, le dijo Agustín Casanova, quien le pidió que se coma la cancha en la próxima etapa. “Le presté mucha atención a lo que es la letra de esta canción y me pareció perfecta. Sentí que a la hora de cantar te falta muchísimo pero quise centrarme en la letra que me pareció formidable. Es algo mágico que tenés a la hora de escribir”, le dijo Petinatti. Solo obtuvo dos votos positivos del jurado, aunque se llevó elogios por su composición.

Bernardo Furtado llegó desde Tacuarembó para recitar una historia propia sobre lo que siente un bailarín cuando sube a un escenario. “No es fácil presentarse ante un teatro para recitar. No es fácil recitar sin un acompañamiento musical y para recitar hay que tener una voz fuerte que la tenés, pero que no me ha hecho vibrar”, le dijo Petinatti. Su presentación se llevó tres votos negativos del jurado.

Matheo González llegó para cantar y bailar en árabe. “Toda mi vida me costó expresarme como soy yo”, dijo el joven sobre el motivo de este tipo de danza y canto, previo al inicio de su presentación. “Ah Matheo, se te incorporó Shakira en esas caderas”, le dijo Fernández, quien le dijo que la primera parte, el canto, se le hizo monótona. “Me pareció que en el baile hubo mucho descontrol pero con una energía increíble”, le dijo Riccetto. Matheo solo logró el voto positivo de Agustín y Claudia, pero terminó enseñándole danza árabe a Natalia Oreiro.

Lucas Silva es de Melo, hace música y también es tatuador. “Mi sueño es poder vivir de la música o del arte en general y darle el mejor futuro a mi hija”, dijo antes de presentarse. “Recuerdame” de Pablo Alborán fue la canción elegida. “Tenés una voz muy extraña, linda pero muy particular”, le dijo Agustín Casanova quien le recomendó que vaya a un profesor de canto. Ni Petinatti ni Casanova le dieron el voto positivo y Lucas no pasó de etapa.

Lucrecia Correa canta desde niña y en el escenario de got talent interpretó “Creo en mi” de Natalia Jiménez. Una canción difícil, que mostraba todo el potencial de su voz, recibió elogios del jurado e hizo que la platea del teatro se pusiera de pie para aplaudir su actuación. “Me sorprendiste”, le dijo Riccetto. Tres votos positivos del jurado la hicieron pasar a la siguiente etapa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados