MASTERCHEF

Cuatro cocineros haciendo historia

A las 21:00, termina la primera temporada del reality que revolucionó la tele uruguaya.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los cuatro finalistas del popular programa. Foto: El País

No fue una apuesta fácil la que realizó Canal 10, que puso toda la carne en el asador para realizar la primera adaptación de un formato conocido en el mundo entero, en el que 18 cocineros amateur tienen que superar a lo largo de una temporada distintas pruebas, para poder convertirse al final en el primer maestro de la cocina.

Sin embargo, la apuesta tuvo el mejor resultado posible: semana a semana logró los más altos picos de rating de la televisión nacional, haciendo que cada lunes el país se paralizara para saber si su concursante favorito (todos tenemos uno, está claro) continuaba o no, en este certamen que conduce Diego González, y que hoy llega a la final.

Desde las 21:00, se emitirá el último capítulo de MasterChef Uruguay, este reality que pasada la medianoche habrá condecorado a su primer ganador. Nilson, Leticia, Lourdes y Nicolás son los que llegan con chances, y es una pelea reñida.

Los primeros pasos.

De las 3000 personas que se inscribieron en el certamen, solo 200 participantes terminaron en la Plaza Independencia, donde se realizó la primera prueba eliminatoria. Al aire libre y con bastante calor, los jurados Sergio Puglia, Lucía Soria y Laurent Lainé (ver recuadro), fueron entregando las 50 cucharas de madera a aquellos cocineros amateurs que los habían deslumbrado con sus platos. Así, el 3 de abril, se puso en marcha MasterChef Uruguay.

Desde esas primeras entregas, Soria y Lainé se fueron perfilando como los jueces más estrictos, mientras que Puglia se encargaba de encontrar el lado positivo de lo hecho por cada participante. Una vez más, demostró que es todo un personaje de la televisión nacional, teniendo en cada ocasión la palabra justa y la crítica indicada.

El último filtro que definió la suerte de los 18 que estarían en carrera, fue una de las pruebas más comentadas y complicadas: cortar cebolla en dos modos distintos, algo que sirvió para demostrar el rigor que tendría esta competencia.

En las redes sociales, mientras tanto, el hashtag #MasterChefUy rápidamente se convirtió en trending topic (incluso llegó a ser tendencia mundial) de cada lunes en el país y su audiencia superó con holgura, las mediciones de sus competencias. Hasta el estreno de Showmatch, fue superado por la versión nacional del concurso.

Los 18 en carrera.

Con el correr de las semanas, MasterChef fue brindando todos esos elementos que lo han hecho exitoso en el mundo. Las pruebas de grupo donde el equipo azul parecía siempre condenado al fracaso, las pruebas en pareja y la ya famosa caja misteriosa.

En estas semanas quedaron por el camino participantes que se habían ganado el corazón y el odio de los espectadores. Quién se puede olvidar de Mercedes, la carpintera que logró eliminar a Martín (uno de los favoritos desde el inicio) y a la semana siguiente renunció. O de Amparo, aquel manojo de nervios que siempre llevaba sus amuletos para la buena suerte y cuando quedó fuera del concurso recibió una oferta de Soria para sumarse a su restaurant. O de Silvia, la publicista a la que le gustaba la cocina hindú y que se perfilaba como finalista.

MasterChef también le sacó algún lagrimón al jurado, con la mencionada Amparo o con Sibila, una estudiante de arquitectura que fue de las últimas en irse, y que antes de dejar su delantal negro le mostró a Puglia una revista suya que atesoraba desde niña.

Con la salida de Martín, eliminado por segunda vez el lunes pasado, quedaron los cuatro finalistas, que han demostrado merecer estar en la final de hoy. Leticia con sus preparaciones perfeccionistas, Nicolás con su atención al detalle, Nilson, el policía con sus preparaciones sencillas, y Lourdes, quien comenzó con el pie izquierdo con Lainé y ha tenido una de las mayores transformaciones; todos van por los premios: 200.000 pesos en efectivo, un curso de repostería o cocinería profesional en Crandon, un viaje a Girona para tomar clases durante tres días en el restaurant El Celler de Can Roca, y claro, una estatuilla.

Para la gran final, el canal ha mantenido todo en secreto y la resolución se conocerá en vivo hoy, a partir de las 21.00. Y aunque la segunda temporada ya se está armando y por ese lado hay tranquilidad, esta definición se vive con nervios por parte de los uruguayos, que volvieron al viejo ritual de ver televisión a determinado día y hora.

Sergio Puglia.

El más sensible

Con su simpatía y su elegancia habituales, Sergio Puglia se convirtió en una pieza fundamental del reality. Fue el que más lloró y uno de los que más se divirtió con los participantes, liderando de alguna manera a un jurado que mostró varias facetas.

Lucía Soria.

La más estricta

En su primera participación televisiva, la chef se fue acomodando con el correr de los programas y ocupando, un poco por su tono y otro poco por el lugar al que la llevó el público, el sitio de "la mala" del programa. Fue, sí, la más exigente de esta temporada.

Laurent Lainé.

El más simpático

El francés, con su acento y sus comentarios graciosos, ganó un protagonismo más que nada en las redes sociales. Su queja por el arroz crudo y otras frases que iba diciendo en cada entrega, se viralizaron en esa dimensión paralela del show en la que se convirtió Twitter semana a semana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)