Guía

Cinco docuseries para ver en streaming después de "Rey Tigre"

Si "Rey Tigre" lo dejó con ganas de ver más miniseries documentales, aquí hay una guía para ver en Netflix y HBO

Rey Tigre
Rey Tigre, Joe Exotic y una de sus mascotas

Lo primero es tener un tema interesante con un personaje muy interesante, peligroso o estrafalario. Cuanto más estrafalario sea, mejor porque no hay nada más atractivo, por lo visto, que descubrir un loco suelto. También conviene que el tema no sea muy conocido porque el factor asombro siempre funciona. Y finalmente, para cumplir con todos los requisitos, si hay un crimen en la vuelta, también da una buena mano: el morbo es un imán para ratings.

A todo ese paquete se le llama docuseries, un apócope que resume un género y que se ha convertido en uno de los recursos más eficaces de la televisión y el streaming.

Esa fórmula tan poco científica puede explicar el éxito de Rey tigre, la miniserie que sigue el feudo entre Joe Exotic, el más “exótico” de los domadores de tigres, y la activista Carole Baskin. Los dos están locos, son excéntricos y adoran los tigres y a eso se suma resentimiento, poligamia, los peores vestuarios del mundo, un intento de asesinato y una temporada en la cárcel.

No es de extrañar, con todo eso, que sea el actual fenómeno mundial de Netflix y un hito cultural de este tiempo que incluye al presidente Donald Trump considerando una amnistía para Exotic, que es el que está pasando una temporada en la cárcel. Trump, quien tiene una agenda cargada de problemas de los serios, dijo que lo iba a considerar.

Por eso, si es de los que se enganchó con Rey Tigre y anda con síndrome de abstinencia de docuseries, vayan acá algunos ejemplos que andan en la vuelta en el streaming.

Wild Wild Country

Estrenada en 2018, esta miniserie de ocho capítulos es uno de los hitos del género. Reveló una red de fiestas sexuales, seguidores enceguecidos y hasta una epidemia de salmonella detrás de la figura de Bhagwan Shree Rajneesh, más conocido como Osho, un gurú del sexo con libros de autoayuda. Todo eso pasaba en una especie de Shangri-la trucho en pleno Oregon. A los vecinos no les gustaron mucho algunas de sus costumbres y el asunto se volvió un escándalo nacional. Producida, entre otros, por los hermanos Duplass, ganó un Emmy en la categoría, precisamente, mejor docuserie. En Netflix.

El diablo de al lado.

En cinco capítulos se sigue la increíble historia de cómo John Demjanjuk, un amable abuelo de Cleveland, fue acusado de ser el guardia de un campo de exterminio nazi: en ese entonces se lo conocía como “Iván, el terrible”, un apodo que habla de sus métodos. Todo eso se descubrió en 1981 cuando fue trasladado a Israel para un juicio muy publicitado. No todo es lo que parece -a veces puede ser peor- pero una regla de protocolo en las docuseries es no revelar nada porque para extenderlo durante tantos episodios administran muchas sorpresas. En Netflix.

No te metas con los gatos

. Subtitulada Un asesino en internet, es otra historia increíble. Un grupo de investigadores indignados se ponen a rastrear a Luka Magnotta, quien en 2010 compartió online un video en el que mataba a dos gatitos. Forman un grupo en Facebook y rastrean cada detalle del video buscando pistas que los lleve a Magnotta. Y hay más pero cuanto menos se sepa, más se disfruta. Son tres capítulos y el director Marc Lewis utiliza muchos recursos de buscadores y redes sociales para presentar la increíble historia. En Netflix.

McMillions

En seis episodios, los directores James Lee Hernandez y Brian Lazarte, cuentan la historia de un fraude millonario que involucró a a la agencia de publicidad que manejaba una raspadita que McDonald’s utilizó de estrategia de marketing en Estados Unidos en la década de 1990. Un encargado de seguridad de la agencia se quedaba con los cartones con premios y se repartieron entre él y sus amigos 24 millones de dólares sin que nadie se diera cuenta durante seis años. En HBO en los servicios NSNow de Nuevo Siglo, Flow de Cablevisión y Claro Video.

Las cintas de Ted Bundy

Se estrenó el 24 de enero de 2019 coincidiendo con el 30 aniversario de la ejecución de Ted Bundy, uno de los más feroces asesinos en serie de la historia de Estados Unidos: confesó 30 homicidios. La miniserie, de cinco capítulos de una hora, está construída a partir de las más de 100 horas de grabaciones dejadas por el propio Bundy, quien solía explotar su “popularidad” en los medios. El documental fue polémico por darle voz a un personaje tan siniestro. Dirige Joel Berlinger, un pionero del género. En Netflix.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados