REPASO

Canto, magia y danza: los puntos fuertes del cuarto episodio de "Got Talent Uruguay"

La joven Analía Xavier interpretó "Feeling Good" de Nina Simone y se llevó el botón dorado compartido por María Noel Riccetto y Orlando Petinatti

María Noel Riccetto y Orlando Petinatti le dieron el botón dorado a Analia Xavier en "Got talent Uruguay". Foto: Difusión
María Noel Riccetto y Orlando Petinatti le dieron el botón dorado a Analia Xavier. Foto: Difusión

Canelones y Paysandú fueron las ciudades elegidas para el cuarto episodio de Got Talent Uruguay que tuvo buenos momentos y un nuevo botón dorado. Los cuatro jurados del programa —Agustín Casanova, Claudia Fernández, María Noel Riccetto y Orlando Petinatti— tuvieron que tomar decisiones polémicas, pero siempre desde la simpatía y de lo que se espera de sus personajes.

Como siempre pasa, no todas las audiciones tuvieron el visto bueno del tribunal.

Los que no pasaron de ronda

A pesar de los fallos negativos, muchas veces los números logran sacarles una sonrisa y un rato de televisión. Como sucedió con el técnico en iluminación y estudiante de coiffeur Andrés Bermúdez, quien cantó una versión más personal que afinada de "El amor después del amor" de Fito Páez. Terminó su presentación, sí, pero recibió tres botones rojos de los jurados y eso solo quiere decir una cosa: quedó afuera.

Gonzalo Machado llegó y de primera aclaró: “Amo bailar” aunque no le alcanzó para pasar de ronda. Tampoco ayudaron las  ganas de bailar y el entusiasmo a Just Dance, cuya fusión entre hip hop y "lírico" no convenció a los jurados. “El tema de la fusión, me quedé sin palabras. Hay que venir con una base más sólida”, les dijo Riccetto.

La sanducera Cinthia Ojeda llegó al escenario con dos coronas —una como Princesa del Carnaval hace 21 años y una de hace  20 años, de la Semana de la Cerveza. Su número que mezcló alegría, merengue y candombe no termino de convencer a los jurados que no le dieron los tres votos necesarios para avanzar. Energía Flamenca, tres jóvenes que llevaron algo de flamenco "serio", como ellas dijeron, tampoco cautivó al jurado.

Finalmente Freddy Peláez, un duraznense que vive en Artigas, subió con la máscara del "Mago enmascarado", aunque sus trucos no convencieron al jurado y pareció que tampoco al público, y se volvió para su casa.

Los que sí pasaron a la siguiente etapa

Manuel Argimón, con sus 12 años, fue el primero en salir al escenario para hacer un acto de magia con carta. Le tomó el pelo a Petinatti, y aunque hizo un par de trucos algo confusos, el jurado lo elogió con la unanimidad de cuatro votos positivos. 

Un voto con exigencias fue el que consiguió la Compañía de danza árabe, conjunto integrado por jóvenes de Progreso y Cerrillos. Las chicas recibieron elogios para el vestuario pero críticas a las desprolijidades de su presentación. “Mucha gente en un espacio reducido”, dijo Riccetto que le dio el tercer voto positivo con la condición: “la próxima vez no voy a tener piedad”.

Estampas Criollas es un grupo de mujeres bailarinas y percusionistas de Las Piedras que tenía "muchas ganas de mostrar lo que sabemos hacer”. Eso era malambo femenino. Tres de los jurados pusieron pulgar para arriba aunque Casanova tuvo miedo de ser alcanzado por una boleadora. No sucedió.

Paul David Turman es de Los Ángeles pero vive en Uruguay desde hace 20 años porque se casó con una uruguaya. Es pianista y guitarrista de profesión y llegó para cantar country y un estándar de blues. Terminó cambiando “Sweet Home Chicago” por el voto de Petinatti y así consiguió los tres votos positivos para pasar de ronda.

Uno de los momentos más destacados de la noche lo protagonizó Mariana Borhz , de 10 años, que dijo querer ser "una gran bailarina" como María Noel Riccetto. Nació en Artigas pero vive en Salto y subió al escenario para bailar contemporáneo, replicando la coreografía del video de “Chandellier” de Sia. Deslumbró al jurado. “Estuvo muy lindo. Me cuesta emocionarme con la danza porque para que me emocione tiene que ser alguien muy bueno y vos me emocionaste”, le dijo Agustín. Lo mismo le pasó a Riccetto. “Hay muchas cosas para mejorar que tienen que ser con más cuidado, pero lo diste todo”, le dijo, haciendo emocionar a Mariana quien recibió el voto  mientras Riccetto la abrazaba.

Yo Cirqueando es un dúo de payasos que hizo magia y humor en el escenario. Además de presentar un mensaje muy elogiado contra la discriminación, divirtieron y supieron improvisar. Se llevaron aplausos del público y cuatro votos positivos.

La última audición también se llevó votos positivos del jurado. Gonzalo Álvez subió con su guitarra y cantó. Su audición obtuvo elogios y continúa en el certamen.

María Noel Riccetto y Orlando Petinatti dieron el "Botón dorado" a una artiguense

Analía Xavier es de Artigas y es fotógrafa, aunque, dijo, le gustan todas las artes. Cantó una canción que solo interpretaba con su esposo, quien falleció de cáncer, antes de conocerse las audiciones del programa. “Feeling Good” de Nina Simone fue la canción elegida por la joven y terminó con la platea del teatro de pie y una muy emocionada Riccetto, cuya madre falleció de cáncer.

Luego del voto positivo de Casanova y Fernández, Riccetto y Petinatti se levantaron y apretaron en conjunto el botón dorado y la convirtieron en la cuarta semifinalista. “Me emocionó que era su marido el que le decía que tenía que cantar la canción”, dijo Riccetto. "Nos cautivó con la interpretación y la historia de vida”, dijo Petinatti. “Es una de las voces más lindas del certamen”, comentó Casanova.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados