Estreno

"Campanas en la noche", una telenovela que recurre a la eterna fórmula argentina

Hoy empieza en Canal 4 a las 22.00 la tira con Calu Rivero, Esteban Lamothe y Federico Amador

Campanas en la noche
Amador, Rivero, Lamorthe, el trío central de "Campanas en la noche". Foto: Difusión

Hace apenas una semana, el canal argentino Telefé estrenó su nueva producción, Campanas en la noche, telenovela que desde hoy, a las 22.00 se podrá ver por Monte Carlo. Esta historia, protagonizada por Federico Amador, Calu Rivero y Esteban Lamothe significa el regreso de la actriz a la televisión después de su abrupta salida y posterior denuncia contra su colega Juan Darthés, de Dulce Amor, otra telenovela de Telefé que emitió el canal Monte Carlo en nuestro país.

Antes de su estreno en Argentina, se había llamado a un boicot creado por los seguidores de Juan Darthés para que no la vean: utilizaron el hashtag #miracomonoteveo, mucho menos convocante que el #miracomonosponemos del colectivo de actrices que apoyó la denuncia de Thelma Fadin contra Darthés.

Campanas en la noche comenzó (y se ha mantenido) como uno de los programas con mayor audiencia en Argentina. Será porque tiene todos los ingredientes de las telenovelas argentinas: hay un misterio, una historia de amor y personajes secundarios de esos que siempre ayudan.

En 80 episodios (que ya están grabados) se cuenta una historia que comienza en Lago Místico, en algún lugar de Patagonia. Allí, Luis Rolón (Amador) corre con su pequeña hija Bruna en brazos, mientras una cámara fotográfica va registrando sus movimientos. Detrás de la cámara se encuentra una adolescente, Luciana Cervantes (Calu Rivero), quien había decidido retratar a Rolón y a su familia para un proyecto, sin que ellos lo supieran. Debido al destrato de su madre (interpretada por la eterna Patricia Viggiano), Luciana se acerca a Luis para descubrir que el hombre está por huir con su hija y tiene manchas de sangre en su ropa. Cuando Rolón huye, Luciana encuentra en una cabaña el cadáver de su pareja, Iracema, que fue apuñalada. Asustada, la joven corre hacia la ruta en busca de ayuda, donde se topa con Vito (Esteban Lamothe), quien se ofrece a acompañarla. Y se vuelven inseparables.

Campanas en la noche
Vea el tráiler de "Campanas en la noche", la nueva telenovela de Monte Carlo

Algunos patrulleros, una pericia policial muy escueta y algunas declaraciones dan por cerrado el caso de la muerte de la mujer. Y así la acción cambia de tiempo y espacio, 14 años después en Buenos Aires.

En el presente, Luciana y Vito son pareja. Mientras él es empresario que trabaja con la madre de Luciana (y parecen tener una relación que va más allá de los negocios), ella está terminando la carrera de administración de empresas. Debido a un negocio turbio que Vito le hizo firmar a Luciana, ella tiene dos opciones, ir a prisión o cumplir 200 horas de trabajo comunitario dando clases de contabilidad en un liceo ubicado en un barrio pobre de Buenos Aires. Claro que Vito, quien parece ser el príncipe azul, es bastante más obsesivo por tener el control de su novia en todos los aspectos, y dejarla sola en la noche en un barrio pobre no lo hace muy feliz al chico.

Mientras, Rolón cambió el Luis por Omar y es un carpintero que vive en una pensión en Buenos Aires con Bruna, quien ya tiene edad como para vivir sola. Como regalo de cumpleaños, Omar le cumple la promesa a su hija de terminar la secundaria. Por si no se dio cuenta, Omar y Luciana volverán a verse, ahora como profesora y alumno.

El ahora Omar festeja haber vuelto a la secundaria, queda flechado por la belleza de Luciana, a la que justo encuentra cuando la están robando. Como todo galán de telenovela, Omar se lanza sin dudarlo a rescatarla y termina golpeado pero salvándola, sin recordar que ya había visto a la chica, hace 14 años, cuando él tenía otro nombre y una familia feliz. Ell lo reconoce enseguida.

“Te va a resultar muy extraño esto pero, ¿te acordás de mí? Hace mucho tiempo atrás, vivías en el sur, trabajabas en un hotel. Yo soy la chica que te ayudó cuando te estabas yendo apurado con tu hija”, le dice Luciana, cosa que, claramente él niega.

“Luis Rolón”, agrega Vito que justo entraba en la institución y lo reconoce al instante. Omar sale del aprieto diciéndoles que están confundidos, que él no es la persona que ellos creen y así, por ahora, queda resuelto el entuerto.

Como pocas telenovelas, Campanas en la noche muestra todas sus cartas en un primer episodio, presentando la trama policial en el pasado y la historia de amor en el presente. Lo que sigue, ya se podrán imaginar, es una historia de amor entre Luciana y Omar, con Vito como el que se interpone entre la pareja y su desenlace final.

En paralelo a esta historia se realiza la investigación de la muerte de Iracema cuando su hermana llega desde Río de Janeiro para averiguar qué le sucedió. Allí se encontrará con José Carabajal (Rodrigo Guirao Díaz), un oficial de policía de la zona que, casualmente fue quien inició la investigación hace 14 años y tuvo que cerrarla a pedido de sus superiores que preferían tomar en horas de servicio que investigar lo sucedido.

Además de los protagonistas el elenco lo completan varias caras conocidas como Eugenia Tobal, Franco Masini, Adrián Navarro, Martín Slipak, Laura Laprida, Dalma Maradona, Mariano Argento y Azul Fernández como la hija adolescente del personaje de Amador.

O sea, está todo el arsenal habitual de las telenovelas argentinas, un género eterno que siempre encuentra una vuelta más o menos novedosa para mantenerse vigente. Campanas en la noche cumple ese cometido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)