TELEVISIÓN

Otra batalla que dejó a todos boquiabiertos

El capítulo del domingo de Game of Thrones fue televisión de alto vuelo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Una de las escenas de una gran batalla que quedará entre las mejores. Foto: Difusión

Los fanáticos de esta serie ya tienen al capítulo del domingo —titulado "The Spoils of War" (algo así como "Las recompensas de la guerra") como uno de sus favoritos de todas las temporadas. Es que Game of Thrones, entre sus muchas virtudes —diseño de producción, guiones, personajes— tiene una que es particularmente resonante: las batallas.

Es en la filmación de los enfrentamientos entre las distintas facciones que luchan por hacerse del Trono de Hierro, que esta superproducción realmente se luce.

La del domingo —y si todavía no vio el capítulo y milagrosamente eludió todos los spoilers, deje de leer acá— involucró a tantos extras y técnicos que la secuencia, más que televisión, fue cine.

Esas batallas se fijan en la memoria de quienes siguen a la serie no solo por su nivel de realización, sino también por lo que significan para el desarrollo narrativo.

La del domingo fue tan espectacular que para muchos entra en un arbitrario ranking de las mejores batallas de la serie. Un posible, y personal, ranking de las mejores escenas de guerra en la serie podría ser el siguiente: 1) La del capítulo 9 de la cuarta temporada, ocurrida en El Muro, cuando La Guardia de la Noche repele el ataque Los Salvajes (o Pueblos Libres). 2) La del capítulo 9 de la sexta temporada, conocida como "La batalla de los bastardos". 3) La batalla de Hardhome en el capítulo 8 de la quinta temporada, donde los Pueblos Libres con Jon Snow a la cabeza se enfrentan a los Caminantes Blancos. 4) La batalla del capítulo del domingo. 5) La batalla de Blackwater, en el capítulo 9 de la segunda temporada, cuando entre Tyrion y Tywin Lannister (hijo y padre respectivamente) salvan a Desembarco del Rey (o Kings Landing) del ataque naval de las fuerzas de Stannis Baratheon.

La del domingo fue la primera en la que realmente se apreció el poder destructivo de los dragones que son parte del arsenal de la aspirante al Trono de Hierro Daenerys Targaryen (Emilia Clarke). Y sí, con esos bichos está casi que robado.

Obviamente, gran parte de esa secuencia fue posible gracias a las imágenes generadas por computadora. Pero en YouTube hay un video en el canal oficial de HBO que muestra bastante sobre cómo se filmó esa batalla y no todo es gente actuando frente a pantallas verdes.

Uno de los técnicos entrevistados en ese video dice que nunca antes, en televisión, se le había prendido fuego, en una sola toma, a 20 extras. Y así con todo: multitud de cámaras, fijas y móviles; dobles cabalgando de pie sobre el lomo del caballo; explosiones por doquier...

La pericia, claro, está en hacer de todo eso una secuencia que se entienda, que abarque una multitud de puntos de vista de acuerdo a los personajes y dónde éstos están situados.

El video, por otra parte, es otra demostración de lo aceitados que están los engranajes de la industria televisiva estadounidense en este momento: un esfuerzo colectivo en el cual todos cumplen una labor específica que es integrada a la totalidad del espectáculo con eficacia y profesionalismo.

La secuencia en sí abarca varias referencias cinematográficas. Como alguien escribió, con bastante tino: la escena es "más John Ford que El señor de los anillos". Porque en esta batalla, más allá del dragón, predomina el caos de tierra y caballos que remite más al western que a lo estrictamente "fantasy", el género en el cual se mueve George R.R. Martin, el escritor que ideó todo este mundo.

Faltan tres capítulos para que concluya esta temporada y es improbable que volvamos a ver una batalla de esta magnitud. Por eso, "The Spoils of War" tendrá un lugar especial entre los fieles a este relato.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)