TELEVISIÓN

Analaura Barreto, comunicadora con tres programas y un nuevo proyecto en TNU

Es una de las conductoras de "Agitando una más" en Canal 4, también está en "Chefs Uruguay" y en "Luces en la ciudad" en TNU; el lunes 26 estrena nuevo formato en el canal oficial

Analaura Barreto. Foto: Marcelo Bonjour
Analaura Barreto. Foto: Marcelo Bonjour

Analaura Barreto es una de las comunicadoras más activas de la televisión actual. Es parte de la conducción de Agitando una más, los sábados en Canal 4, también conduce Chefs Uruguay y Luces en la Ciudad en TNU. Además, la próxima semana estrena nuevo magazine, también en el canal público.

Comenzó en la televisión haciendo Requetedibujos junto a Pichu Straneo, cuando tenía 15 años, programa que luego se llamó Jugo de Colores. “Los sábados empezábamos a las 9 de la mañana hasta las 13.00 porque se plegaba con Omar Gutierrez con De igual a igual”, recuerda Barreto.

Siempre le gustó la comunicación, es licenciada en Comunicación Social por la Universidad Católica, también realizó estudios de fonoaudiología y “un montón de cosas para abrir el camino a lo que me gustaba”, dice.

Analaura Barreto. Foto: Marcelo Bonjour
Analaura Barreto. Foto: Marcelo Bonjour

Cuando era niña era tímida y vergonzosa, “me daba vergüenza todo, hasta ir al super”, y fue a partir de un evento en los Scouts donde tenía que hacer algo de improvisación, cuando tenía 12 años, que sus padres vieron una Analaura diferente. Entonces se pusieron a buscar, en ese entonces un lugar para estudiar teatro para adolescentes. Fue así que llegaron al Teatro del Centro con la escuela de Beatríz Massons, quien tenía un taller para adolescentes a cargo de su hija, Verónica Linardi. “A partir de encontrar el teatro hubo como un giro en lo que era la comunicación y no solo me gustaba lo que fuera publicidad y el armado de guiones, sino la forma de poder expresarlo, me ayudó un montón”, dice Barreto.

Así comenzó todo

Luego de siete años haciendo teatro, donde pasó de adolescente a adultos, Massons la convocó para hacer una temporada de la obra Amantes donde trabajó junto a Ricardo Espalter en el Teatro Alianza. “Fue maravillosa y aprendí un montón”, dice. “La timidez se fue delante de cámaras, pero después sigue, es parte de mi esencia. La tengo dominada, pero sigue ahí”.

—¿Cómo han sido estos 11 años haciendo Agitando una más?

—Todo empezó con el gran Omar Gutiérrez, quien dio el puntapié inicial con Eduardo “Colo” Gianareelli, quien luego siguió en la conducción. En ese momento trabajaba en la productora del programa, luego el tiempo fue fluctuando y logré formar parte de lo que se ve los sábados. Es un desafío precioso porque ha ido mutando en este tiempo. Pasó de ser un programa solo de música a tener entretenimientos y hasta un concurso para los chicos. Y en este año de pandemia que nos modificó tanto también se tuvo que aggiornar el programa en las primeras épocas, cuando no se podías llevar bandas. Ha sido complicado pero la peleamos como todos, y que la gente nos siga eligiendo después de tanto tiempo, solo se puede estar agradecido.

Además de hacer televisión trabaja en una agencia de publicidad, en la parte de medios, en las tardes. Debido a la pandemia lo hace de manera remota, lo que le permite flexibilizar el horario de trabajo.

—A canal 5 llegaste en marzo y ya tenés dos programas.

—Fue todo nuevo y rápido. Me convocan para hacer el segundo ciclo de Cocineros uruguayos después de la salida de Patricia Wolf y a los 15 días se suspenden las grabaciones por la pandemia, que retomamos en julio. En el medio me convocan para hacer Luces en la ciudad que era un ciclo para mostrar cosas lindas en la pandemia. La palabra se reitera pero es lo que tengo para decir, gracias.

Agitando. Foto: Darwin Borrelli
Barreto con el Iris para "Agitando una más". Foto: Darwin Borrelli

—En TNU hacés Chefs Uruguay y Luces en la ciudad, pero también vas a conducir un magazine. ¿Qué podés adelantar?

—El 26 comenzamos con una revista que le va a dar continuidad a los mediodías y la tarde en televisión nacional. Es un desafío que me tiene contenta. Va a comenzar a las 11.00, va a tener la cocina como hacemos en Chefs Uruguay y sigue hasta las 14.00, cuando empieza Buscadores. La idea es tener el vivo en un tiempo prolongado que comienza con Cambiando el aire, y es un poco mostrar actualidad, darle visibilidad a lindos proyectos de artistas y emprendedores, también vamos a tener música en vivo. Voy a estar a cargo de la conducción y voy a estar acompañada por Juan Pablo Brianza, Soledad Legaspi, va a haber móviles en vivo. También Ana Clara Viñar que es parte de prensa de TNU nos va a traer una puesta a punto de las noticias.

—¿Ya tiene título el magazine?

—Se va a llamar Basta de cháchara. Va a ser un formato divertido para que la gente pueda pasarla bien.

—Siempre con programas largos.

—Es lo que tengo, me pasaba con Chefs Uruguay que es una hora y pensaba, ¿ya terminó? Porque acostumbrada a Agitando que son cinco horas, parecía cortito. Ahora se va a ampliar, así que no es tan corto y me parece genial.

Analaura Barreto y Eduardo Gianarelli
Barreto y Gianarelli en el especial de Fin de año. Foto: Archivo

—Y continúas con Luces en la ciudad.

—Es una maravilla y estamos terminando las grabaciones del ciclo. Me encontré con un equipo muy lindo y agradable, y mostrando cosas que de repente no era lo más usual de ver. Las noticias lindas y la solidaridad como denominador común. He conocido lugares y personas maravillosas, así que es otra razón para agradecer.

—Todos los programas tienen una impronta social. ¿Eso es lo que te gusta hacer?

—Sí, y me gusta que en todos los programas se viva la espontaneidad.

—¿Sos como se ve en televisión?

—Sí, no es un personaje. En Agitando bailo, canto, me sorprendo cuando un invitado me cuenta un proyecto, también en Chefs cuando no se una receta y me dicen cómo puedo mejorarla. Y en Luces cuando un vecino te cuenta que está haciendo una olla aunque no tenga tanta espalda para soportar la crisis que le vino. Esas cosas me ponen contenta porque es lo que me gusta transmitir. Soy muy positiva, siempre trato de ver el vaso lleno, y siempre hay una luz y una sonrisa para salir adelante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados