TELENOVELA

El actor Marcello Antony habla sobre su carrera y su vida en Portugal 

Tras éxitos como "Torre de Babel", "El rey del Ganado", "Malhação" o "Mujeres apasionadas" mira hacia atrás en su carrera de 24 años con satisfacción.

Marcello Anthony. Foto: Instagram @marcelloantony_oficial
Marcello Anthony. Foto: Instagram @marcelloantony_oficial

El galán de telenovelas brasileñas Marcello Antony vive en Portugal desde hace dos años y medio y después de haber protagonizado éxitos como "Torre de Babel", "El rey del Ganado", "Malhação" o  "Mujeres apasionadas" mira hacia atrás en su carrera de 24 años con satisfacción.

"Logré más de lo que esperaba en mi vida. Nunca me imaginé ser actor o debutar en Globo, en filet mignon, en lo alto de la cima. Si me pidieran que escribiera este guión para el estreno, no podría hacerlo mejor de lo que pasó", dice el actor, de 55 años, cuyo primer trabajo fue en "El rey del ganado", de Benedito Ruy Barbosa , dirigida por Luiz Fernando Carvalho .

Antony considera que las escenas de "Malhação" fueron muy llamativas en su trayectoria, especialmente aquellas en las que su personaje, Edgar, se emborracha y avergüenza a su hija Lica ( Manoela Aliperti ):

"Fue una inmersión en un universo bastante diferente al de una telenovela. Es otro ritmo de producción, con muchos actores jóvenes y talentosos. Te conviertes en el veterano. Los roles se invierten. Y tuve ligereza en este trabajo, no hay presión para hacer 'Malhação'. Estuvo bien. Sus hilos de borracho eran los únicos fuera de la curva del personaje. Fue cuando mostró otra personalidad. Sentí frescura en ese sentido. Me metí en otra persona del personaje y ya tenía las herramientas para eso. Era como si fluyera de una manera muy madura".

Antony también tiene grandes recuerdos de "Mujeres apasionadas" y "Torre de Babel". Dice que le gusta revisar sus antiguas actuaciones.

"Aprendí a gustarme. Aprendí a entender que hay un ser humano ahí. Todo ser tiene una evolución en la vida. No soy el mismo actor que la primera, ni la segunda, ni la séptima obra. Me gusta ver incluso los errores, mi inmadurez en la escena. ¿Podrías haberlo hecho mejor? Podría. Pero eso era lo que tenía en ese momento. Entonces, me gusta verlo, pero no lo estoy buscando".

El actor se trasladó a Portugal para participar en la telenovela de TVI "Valor da vida". Lo acompañaron su esposa, Carolina, con la que está casado hace diez años, y cinco hijos: Francisco, 17, y Stephanie, 20, del matrimonio con Mônica Torres; Lorenzo, 9, de la relación con Carolina, y Lucas, 20, y Louis, 15, sus hijastros. Lucas incluso produjo la foto que ilustra esta historia.

"Stephanie está estudiando Cine y Francisco está estudiando Artes. Lucas y Louis están ingresando al área hotelera y turística", explica el actor, quien comenta sobre la convulsa rutina con su familia. "Podría decir mucho. ¿Pero sabes qué impulsa básicamente todo esto? El amor. Siempre. Hay mucho trabajo, mucho. Pero la familia es parte de mi equilibrio".

Al final del proyecto, la decisión común fue permanecer en Europa:

"El termómetro son mis hijos. Iba a quedarme aquí durante ocho meses y elegí traer a todos. Me inscribí en la escuela y, después de todo el año escolar, les pregunté a todos: '¿Seguimos o volvemos?'. Todos querían quedarse. Si quieren volver, volveremos. Pero tienen más oportunidades aquí", dice.

Antony dice que está adaptado a la vida allí. "Viví en Lisboa durante un año y he estado en Cascais durante un año y medio. Siempre vamos a Lisboa, es como el viaje entre Recreio y Lagoa ( barrios del Oeste y Sur de Río de Janeiro ). Caminaba allí y me sentí como en Uruguaiana ( calle famosa en el centro de Río ). En el sentido de que ya tengo una mirada local, como residente, no con la visión de un turista", analiza y se pone nostálgico cuando habla de su país de origen. "Te extraño mucho. Pero les puedo decir que extraño un Brasil que ya no existe", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error