TELEVISIÓN

Hacer televisión de la buena y que la vean muchos

El origen, lo más destacado de la televisión local.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Contó la historia del humor rioplatense en la segunda temporada de El Origen. Foto: F. Flores

En un panorama televisivo local en el que se hizo la falta de programas originales la segunda temporada del ciclo documental de La Tele, El Origen fue un ejemplo de un programa prolijo, hecho con seriedad y que, además, tuvo una buena respuesta del público.Este año, el ciclo que conduce Facundo Ponce de León se centró en el humor rioplatense. Fueron tres episodios donde se repasaba a partir de entrevistas a varios protagonistas y material de archivo, la trayectoria del humor televisivo. Así, se vieron los comienzos de Telecataplum en Canal 12, su paso a la vecina orilla, y cómo ese programa influyó en una generación de comediantes. Así se pudo ver material, en muchos casos inéditos de grandes programas como Hiperhumor, Jaujarana, El Show del Mediodía y aquellas Telecachadas.

Para Ponce de León, un conductor simpático y bien informado, el balance de esta temporada es positivo por la respuesta de la audiencia y porque ellos quedaron contentos con el producto.

No fue sencillo ya que de la época de Telecataplum no queda prácticamente nada en el archivo para mostrar a los espectadores. Esa fue la gran dificultad que tuvo que sortear la producción. Un problema que ya habían tenido para ilustrar aquel primer ciclo sobre Artigas, Batlle y Varela. Esa dificultad fue un punto en común entre estas dos temporadas, reconoce Ponce de León.

Producir un ciclo documental como El Origen requiere tiempo y paciencia. Más de un año le llevó a Mueca Films producir los tres programas de la segunda temporada, por lo que ya están en etapas de preproducción.

Uno de los logros de El Origen fue colocar un pograma de su clase en un día y con horario de relieve en nuestra televisión y en el que tuvo que competir con tanques como Susana Giménez y Bendita TV.

"Si mirás la evolución del ciclo, hay un cuidado estético que a pesar que el género es documental, se cuida muy bien la nota, el plano general o el contraplano. Y creo que eso hace que el público se enganche a ver", cuenta.

El humor que mostró El origen, reconoce Ponce de León, no se volverá a ver en televisión. "Todos los humoristas de la vieja guardia decían que hacían humor para una tele que era el único entretenimiento con cuatro canales. Ahora hay una multiplicidad de ofertas, entonces hay que reinventar los modos de hacer humor", cuenta. Lo que Ponce de León entiende que no cambió es lo que implica hacer humor: inteligencia, disciplina de trabajo y habito. En eso no cambió nada", dice.

El conductor también dijo que el año próximo El Origen seguirá explorando el humor rioplatense contando sobre los programas que no aparecieron en esta temporada, por un tema de cronología. "Vamos a intentar contar la historia de Videomatch como el último gran programa humorístico, si se quiere, de la vieja televisión, y vamos a hablar de humor en las redes, humor y política, Plop y Decalegrón", dice Ponce de León.

Y tal como consiguieron una entrevista con Don Francisco para esta temporada ahora van por más.

"Todo el equipo de Mueca Films va a estar prendiendo velas para ver si las primeras cosas que haga Marcelo Tinelli después del fin de Showmatch es darnos una nota a nosotros", dice Ponce de León.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)