desde argentina

Cuando Youtube alimenta al teatro

Hoy llega a la Sala Zavala Muniz, el montaje argentino Ningún pibe nace cheto

Juan Gabriel Miño
Juan Gabriel Miño, con su teatro político. Foto: El País

Desde hoy al domingo a las 19.30, por tres funciones, la Sala Zavala Muniz recibe al espectáculo argentino Ningún pibe nace cheto, obra que aborda la construcción de la niñez, de la familia nuclear, de las clases sociales, desde la relación del bombardeo mediático, las publicidades, las propagandas políticas, los programa de televisión y el vaciamiento de los discursos. Entradas en Tickantel, a $ 350.

El espectáculo toma de punto de partida un hecho: una niña que nace, y una foto que genera millones de visitas en redes sociales, entrevistas de programas de televisión, comentarios de personas que no la conocen. Y la obra, por medio de un lenguaje que toma elementos de la performance y de documental, se lanza a analizar ese y otros asuntos, mediante un pastiche de videos de YouTube, citas académicas y fragmentos de canciones. Y dos artistas, ante dos micrófonos, se plantean por qué es tan potente la imagen de esa niña, pero también otras interrogantes, como ser cómo se llega a construir un discurso presidencial mediante un karaoke de cumbia.

Ningún pibe nace cheto (cuyo título juega con la expresión “ningún pibe nace chorro”), es un trabajo de la compañía escénica Ganga, que fue fundada en diciembre de 2015 por Natalia Carmen Casielles y Juan Gabriel Miño, quienes indagan sobre diversas problemáticas socioculturales referentes a la sociedad occidental, para ponerlas en cuestión en un corpus formado por el cruce entre el lenguaje escénico y el audiovisual. La compañía, compuesta por dos dramaturgos, directores y actores, una antropóloga y un videasta, estrenó esta obra en julio del año pasado en el Centro Cultural Ricardo Rojas, enclave porteño que ha trabajado mucho la experimentación escénica.

“Esta obra la empezamos a trabajar cuando asume el presidente Mauricio Macri, en diciembre de 2015. Y de ahí al año pasado, que fue cuando la estrenamos en el Rojas, la fuimos trabajando, a través de pequeñas pruebas escénicas. Probando diferentes formas de ensamblar video y textos, buscando diversos formatos para una forma muy íntima. Luego del estreno fue entendida como una obra político partidaria, porque utilizamos videos documentales de la asunción del gobierno macrista. Y en la obra se muestra constantemente las fórmulas que tiene. O sea, es una obra que tiene una postura política, pero no pertenece a ningún partido político. Pero es de oposición al gobierno actual argentino”, explicó a El País Juan Gabriel Miño, director de la obra y autor de dramaturgia, un joven artista que ya cuenta con una considerable carrera detrás.

La obra tiene colaboración de material científico y antropológico, que buscan avalar la propuesta. “Nosotros para hacer la dramaturgia de esta obra estudiamos muchísimo. Y en ese estudiar, fuimos a la vez decidiendo qué materiales íbamos a utilizar y cuáles no. Trabajamos sobre la comunicación, y los modos de generar discursos. Nosotros tratamos de brindar información, y que por acumulación de datos en cada espectador decante cierta reflexión o pensamiento”, agrega Miño.

Juan Gabriel Miño
Video de presentación de "Ningún pibe nace cheto", que llega al Solís
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)