ENTREVISTA

Victoria Rodríguez: "Cada vez más están convocando a personas de los medios para hacer teatro"

La actriz y comunicadora habló con El País sobre su carrera y sobre su nuevo espectáculo, Perfectos desconocidos, en Teatro Movie

Victoria Rodríguez
Victoria Rodríguez, ahora también en Teatro Movie. Foto: Leonardo Mainé

Hace 26 años que hace televisión, y como conductora de “Esta boca es mía” (La Tele) cobró enorme popularidad. Paralelamente se fue pasando al teatro, y en los últimos tiempos también empezó a mostrarse como pintora. Ahora, los viernes a las 21.30 en Teatro Movie está haciendo “Perfectos desconocidos”, exitosa comedia dramática de Paolo Genovese, en la que un grupo de amigos decide jugar a mostrarse entre ellos los mensajes de sus celulares. Y estallan los problemas. La acompañan Coco Echagüe, Leonor Svarcas, Coco Rivero, Leo Pacella, Lucia Brocal y Diego Devincenzi. Entradas de $ 390 a $ 640.

-¿Cambió mucho Esta boca es mía con los años?

-Sí, comenzamos debatiendo cosas muy atemporales, más banales. Y terminamos involucrándonos con la actualidad, al punto de hoy estar siguiendo la agenda. Me gusta el desafío de tener que estar actualizada, y tener que moderar los debates. Ahora, por ser año electoral, está muy crispado el ambiente, muy politizado, y eso a veces termina intoxicándome un poco.

-¿Sentís que, en un país donde el conductor televisivo más querido parece haber sido Omar Gutiérrez, alguna gente se ensaña un poco contigo por tus modales.

-Están los que se ensañan con los que tenemos una forma de expresarnos más correcta, y los que se ensañan con los que les encanta hablar a lo populacho. Yo soy muy cuidadosa del lenguaje, entre amigos soy mucho más campechana lógicamente. 

Victoria Rodríguez
Victoria Rodríguez, 26 años en la televisión local. Foto: Leonardo Mainé

-¿Has tenido panelistas difíciles de manejar?

-Son los que más me divierten, los que se apasionan. Y no paran cuando les hacés el gesto, porque están en su propio viaje. Para mí como moderadora son los más difíciles, pero para el programa son los que más funcionan. A veces sí he tenido que conversar con algún panelista si yo percibía un desliz en las formas. Cuando el acaloramiento del debate llega a un nivel que atenta contra la sensibilidad del televidente, o contra el invitado.

-¿Hay temas que intentás no insistir sobre ellos?

-Lo que pasa es que ahí entrás en las guerras cotidianas internas del programa, sobre los objetivos de la producción, y los míos personales. Eso de lograr ese famoso equilibrio entre el rating y la responsabilidad. No es sencillo: se trata de negociar constantemente.

-Pasando a temas de teatro, ¿sentiste resistencia en el ambiente teatral cuando empezaste a ganar terreno como actriz teatral?

-En realidad, en lo tangible yo me sentí muy abrazada por el mundo teatral. En todo caso el rechazo que sí percibí, y escuché, al principio, proviene del mundo más académico, si se quiere. Y yo lo entiendo. Porque a los paracaidistas hay que tomarlos con pinzas. Siempre el estudio y todas las credenciales son muy importantes al irrumpir en una arena nueva. Ahora, yo también soy de la teoría de que existe algo que no se aprende. Es un don natural. En algunas áreas no: para un puesto de ingeniero no podés talentear. Pero en las artes, de pronto en el canto, o en la interpretación de un instrumento, un autodidacta logra sacarte una lágrima. Igual, siempre ese don hay que pulirlo. Cuando alguien aplaude a un actor, en lo último que está pensando es en el currículum de ese artista.

-¿Pensás que rechinó mucho en el ambiente de teatro que te den el rol de Blanche du Bois, la protagonista de “Un tranvía llamado Deseo”, en 2011?

-Si me pongo en el lugar de la cantidad de actrices mucho más merecedoras de ese personaje, por supuesto que lo entiendo. Ahora, que alguien se ponga en mi lugar un minuto. ¿Iba a decir que no? ¿En qué cabeza cabe?

Victoria Rodríguez
Victoria Rodríguez, entre el teatro, la televisión y la pintura. Foto: Leonardo Mainé

-En todo eso tiene que ver que tu popularidad ganada en la televisión pueda llevar gente al teatro.

-Fijate que cada vez más se están convocando a personas de los medios para hacer teatro. Entiendo que eso también es delicado. No me parece bien negarles la posibilidad, por prejuicios. Pero claro que hay que manejar un equilibro, apostando siempre a la calidad del espectáculo, más allá de las credenciales del que lo protagonice.

-Y ahora tenés obra nueva, “Perfectos desconocidos”.


-Es una comedia dramática, y se supone que no te vas a reír a carcajadas constantemente. Tiene momentos dramáticos, que interpelan duro. Habla sobre cómo nos está cambiando el uso de la tecnología, y cómo somos rehenes de ella. Cada quien tiene un área muy suya, y hoy el celular es la caja negra de cada uno, que guarda esos secretos.

Victoria Rodríguez
Victoria Rodríguez, en Teatro Movie con "Perfectos desconocidos". Foto: Leonardo Mainé
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)