NOVEDADES

Vestuario que es historia del teatro

La Comedia Nacional anuncia algunos cambios para 2017.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mario Ferreira busca una gestión más ágil y eficaz. Foto: Francisco Flores

La Comedia Nacional se propone cambios para el 2017, entre ellos arrancar más temprano el año, estrenando el primer título en febrero. Si bien el repertorio de la temporada próxima no se da todavía a conocer porque lo están ajustando, sí se sabe que habrá por lo menos una obra de Shakespeare. Este año, que fue el aniversario de la muerte del gran poeta inglés, sorprendió que el elenco oficial no hiciera un título de su rica obra. El año que viene hará uno, o quizá dos, aunque aún se está definiendo qué obras.

Así lo anunció su director artístico Mario Ferreira, y agregó: "Este año estamos cerrando una etapa dedicada a los autores nacionales, que fue algo que resultó bastante llamativo, es una finalidad y un propósito que tiene la Comedia. El año que viene vamos a volver al teatro clásico y universal".

Ferreira señaló que seguirán haciendo cambios pequeños pero significativos, para ir buscando ajustarse a las exigencias del público. Uno de ellos ya se ha puesto en marcha, y tiene que ver con dar funciones a las 17.00, buscando captar a los espectadores que se acuestan temprano o no les gusta andar de noche. Tal es el caso del espectáculo Los ojos abiertos de ella, que con texto de Raquel Diana y dirección de Miguel Pinto se está llevando adelante en la Sala Zavala Muniz, del Teatro Solís, todos los domingos a las 17.00, hasta el 4 de diciembre.

"El año que viene queremos instalar tres franjas de estrenos. Antiguamente, después del último estreno del año, se comenzaban a ensayar los primeros espectáculos de la temporada siguiente. Así los actores se iban a la licencia, sabiendo ya los espectáculos que tenía para estrenar. Eso vamos a hacer este año, para dejar andado el primer espectáculo, que se estrenará el 11 de febrero en la sala grande del Solís. Luego el 4 de marzo en la Zavala Muniz, y el 11 de ese mes en la Sala Verdi".

Entre las novedades que el director artístico destacó, se encuentra el trabajo que se está realizando con respecto al vestuario histórico de la compañía. "El vestuario de la Comedia es un patrimonio importantísimo, y hace ya muchísimos años que ha ido estando como nómade. Antes de la reforma del Solís, ese vestuario se alojaba allí, en distintos lugares. Cuando cierra el Solís, se alquilan lo que llamamos las casonas, que están cerca del teatro, en Bartolomé Mitre, y se lo lleva ahí. Pero son casonas viejas, que por la humedad y el paso del tiempo, no están acondicionadas para ese fin", señaló Ferreira.

El vestuario cuenta con más de 12 mil prendas, que recorren toda la historia de la compañía, fundada en 1947. "Si bien se han perdido piezas notables, de diseñadores que ya no están, hay un patrimonio valiosos en vestuario. Ahora estamos trabajando en un proyecto de hacer un relevamiento de todo ese vestuario, acondicionándolo, e incluyendo además un proyecto digital, con un relevamiento muy minucioso", comenta el director.

"El objetivo es alojarlo en el Teatro Solís, en lo que se llamaba la Sala de Pintura, que está ubicada encima de la platea, un espacio fabuloso, arriba del cielorraso. A futuro, el objetivo es que el vestuario quede alojado en ese sitio", incida el director artístico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados