TEATRO

Se puede hacer y ver teatro en Punta del Este

Cuatro espectáculos producidos por Diego Sorondo en el Nogaró.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Acierto: Diego Sorondo apostó al gran actor Roberto Jones.

El público teatral en Punta del Este, contrariamente a lo que la gente piensa, es más de uruguayos que argentinos", afirmó a El País el productor teatral Diego Sorondo, quien en este momento está detrás de cuatro espectáculos que se está presentando en el Teatro Nogaró, sala que este verano ya ha recibido unos tres mil espectadores. La cifra es considerable, si se tiene en cuenta que, históricamente, el gran balneario uruguayo ha tenido una movida de teatro muy reducida. "Y del público uruguayo, la mayoría son turistas", agrega el gestor artístico, que desde hace ocho años trabaja por multiplicar la oferta cultural en el Este.

Desde que empezó la temporada de verano, Sorondo buscó ofrecer una cartelera variada desde el teatro de Gorlero y la 31, escenario que recibe cada semana a artistas tan variados como Roberto Jones, Victoria Rodríguez, Adriana da Silva, Luciana Acuña y Rodrigo Garmendia.

Para el público amante del teatro culto e intenso, exigente para el espectador, la sala aporta La memoria de Borges, que con texto de Hugo Burel y dirección de Álvaro Ahunchain, permite ver un magistral trabajo de Roberto Jones encarnando al autor de El libro de la arena. Va los miércoles a las 21.00, pero la semana que viene, ya en febrero, se dará el mismo día, a las 22.00.

En la otra punta de la cartelera se ubica una obra de tono juvenil, Cotidianamente absurdo, con Rodrigo Garmendia, Emilio Gallardo, Martina Graf y Federico Maggiolli, dirigidos por Ramiro Perdomo. Se trata de una comedia que expone la hipocresía de la sociedad, a través de escenas con finales inesperados, pasando por embarazos, homosexualidad y otros asuntos sobre sexo. Va los lunes a las 22.00.

A quienes les gusta el teatro más experimental, un conocido director argentino, Manuel González Gil, cocinó un espectáculo asombroso desde el punto de vista formal. Es 39 escalones, el clásico que Alfred Hitchcock llevó al cine en 1935, y que en esta versión de González Gil y Sebastián Irigo, queda convertido en todo un juego de lenguajes físico y gestual, que juega a fundir el lenguaje del cine con el de las tablas. Los actores argentinos Adrián Navarro, Osqui Guzmán y Andrés Rovetto, junto a la comediante uruguaya Luciana Acuña, dan vida a esta ágil historia policial que esta semana va jueves, viernes y sábado a las 21.00, y que en febrero va viernes y sábados a las 22:00.

Finalmente, hay mucho humor negro en Radojka, que dirigida por Álvaro Ahunchain reúne a Victoria Rodríguez y Adriana da Silva. Ellas interpretan a dos mujeres que cuidan a una anciana, que fallece, y ellas harán lo posible por seguir manteniendo el trabajo. Hoy la dan a las 23:15, y en febrero pasa a ir los jueves a las 22.00.

Durante enero, Sorondo planificó dar doble funciones los miércoles, con distintos espec-táculos, pero dado el comportamiento del público, para febrero cambió la modalidad, ofreciendo no más de un espectáculo por día. "Yo armé dos funciones diarias, para tener una cartelera fuerte, y si bien el público responde, es el mismo público de siempre. Pero si yo doy dos espectáculos diarios, el público se divide, porque la gente que va al teatro es la misma, o un poquito más. Por eso para febrero vuelvo a una función diaria", explica Sorondo, quien viene logrando convocar un promedio de un centenar de espectadores por función, en una sala de 200 butacas.

"Ese resultado de público es aceptable, o mejor dicho, previsible", señala el productor, quien este año no contó con su artista más taquillero, Maxi de la Cruz, para Punta del Este. De la Cruz agotaba en un día dos funciones en el Nogaró, pero este año está trabajando en Carlos Paz. "A mí me entristece que el único teatro haciendo temporada de verdad en Punta, sea el Nogaró", remata Sorondo. Entradas en Abitab y la sala a 650, 750 y 850 pesos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados