TEATRO

Solo tres puertas para seis payasos

Hasta el domingo, “Knoc knoc” en el Auditorio Sodre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Knoc knoc. Foto: Francisco Flores

Estos payasos, a diferencia de los de circo, son un poco más sutiles, que buscan la poesía antes que la risa", reflexiona Lía Jaluff, quien junto a Sebastián Báez está dirigiendo Knoc knoc, que desde hoy y hasta el domingo se está presentando en doble función (a las 15.00 y 17.00), en Sala Balzo, del Auditorio Nacional Adela Reta. Tickantel, $ 300.

Seis payasos y dos músicos se van de viaje. Pero no tardan en aparecer las complicaciones, desde el armado del equipaje hasta algo tan simple como ponerse un abrigo. Hasta para despedirse, o esperar el momento preciso de la partida, hay traspiés. "Hay mucho humor, música en vivo, es un teatro bastante físico. La palabra se usa muy poco, solo como un recurso más", advierte Jaluff, que también actúa en la obra.

Ganadora del Premio Florencio a Espectáculo Multidisciplinario, en 2015, la escenificación tiene una escenografía simple, consistente en tres puertas de tamaño real, que sirven de pasadizos, escondites, y sitios por donde la confusión cómica y la acción física se multiplican.

"Trabajamos el humor físico, el golpe y porrazo, pero también (como algunos de los actores son bailarines) hay elementos como coreográficos. Y también muy sostenidos en la música, utilizando instrumentos no tan familiares para los niños, como el clarinete, el cavaquinho. Además de llamar la atención, porque salen de lo cotidiano, sostienen la dramaturgia desde un lugar más rítmico", señala la directora, quien comparte escenario con Leonor Chavarría, Verónica San Vicente, Horacio Camandulle, Andy Kelly, Emiliano Pereira, Bruno Tognola y Sebastián Báez, el director de la compañía.

"Nosotros no usamos el maquillaje blanco tradicional, típico del circo: usamos la nariz de payaso como máscara, como elemento distintivo. Para mí es una obra que deja la sensación de haber viajado con nosotros. También tiene que ver con descubrir otras posibilidades en los objetos cotidianos, la puerta, en la valija. Trabajamos mucho con el concepto de la puerta: entrar a los lugares: que aunque entres varias veces, siempre sea distinto, transformado por la imaginación y el juego", detalla.

Knoc knoc surgió en Brasil, y fue estrenada en Sala Balzo. También viajó por el Interior, más alguna función en el Teatro Solís, ante un millar de espectadores. "Nosotros, como actores, trabajamos a partir del juego, el juego físico, como La Mancha. Jugar, jugar, y registrar esa sensación. Ver qué sentimos cuando jugamos, qué nos pasa. Y la gestualidad viene en consecuencia", explica Jaluff, quien ya está preparando el próximo espectáculo, para estrenar ahora en agosto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)