LA TRAVIATA

Tragedia lujosa y vigente

Luego de diez años, se presenta hoy en el Sodre la célebre ópera de Verdi.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Traviata. Foto: Efe

Desde hoy, los uruguayos podrán disfrutar de La Traviata, la gran ópera del compositor italiano Giuseppe Verdi que vuelve a presentarse tras una larga espera.

Diez años hubo que esperar para volver a ver esta ópera. La última representación en Montevideo fue en septiembre de 2006 en el Teatro Solís, bajo la dirección musical del maestro Federico García Vigil y con una puesta en escena traída de la New York City Opera. Una versión que todavía se recuerda por el despliegue escénico, las potentes voces (María José Siri y Sandra Scorza hacían de Violetta) y lo cinematográfico de esta historia de desengaños amorosos y reconciliaciones tardías.

Ahora serán seis funciones que comienzan hoy (las próximas serán el 1°, 6, 7 y 8 de octubre a las 20.00 y el 2 de octubre 18.00) con dos elencos de importantes cantantes también. Las entradas se adquieren en Tickantel y boletería del Auditorio, desde 380 a 2.300 pesos.

En esta oportunidad, la puesta en escena proviene del Teatro Municipal de Santiago de Chile, a cargo de Rodrigo Navarrete sobre una puesta en escena del régisseur Pablo Núñez. La dirección musical queda en manos del maestro Martín García, con Esteban Louise en la dirección del coro y coreografía de Martín Inthamoussú.

A partir de tres personajes (Violetta, Alfredo y Giorgio Germont) se articula esta ópera que cuenta además con un poderoso coro, el cual interpreta el famoso brindis "Libiamo ne lieti calici" del primer acto. Por su parte, las encargadas de interpretar a Violetta y su desgarrador ária "Amami Alfredo" serán las sopranos Mariana Ortiz y Sandra Silvera. Los grandes tenores Dario Schmunck y Juan Carlos Valls interpretarán el exigente ária "Lunge da Lei" de Alfredo. También La traviata es una ópera de regresos para los barítonos Darío Solari y Federico Sanguinetti, quienes interpretaron a Giorgio en la presentación hizo el Solis en 2006.

La Traviata es una de las óperas más importantes y conocidas de Verdi, estrenada en el teatro La Fenice de Venecia en marzo de 1853. Tres años después, en setiembre de 1856 se realizó su estreno en Uruguay, representándose en el Teatro Solís y en la Casa de la Comedia.

La acción de la historia se sitúa en la mitad del siglo XIX en tiempos de la burguesía enriquecida. Estéticamente se inscribe en un movimiento realista y realista-costumbrista que empezaba a imponerse en la década de 1850. Para esta puesta en escena se quiso ser fiel a la época de Luis Felipe 1 de Francia, con escenografías y vestuarios ostentosos, por lo que "no hay nada críptico o abstracto, es todo realista", dijo Navarrete en la presentación de La Traviata esta semana.

La ópera utiliza como base a La dama de las camelias de Alejandro Dumas (hijo), cuya heroína, Marguérite Gautier se transforma en Violetta Valéry en la ópera, una mujer que renuncia a todo, incluso su vida, para salvar el honor de su amante, demostrando la hipocrecía de esa sociedad para la cual todo se compra y vende. La traviata, que significa la extraviada es la historia de una mujer "perdida" que busca el verdadero amor, lo cual nunca alcanza porque la muerte no se lo permite.

Pese al trágico desenlace esta ópera permite escuchar las brillantes melodías, tal vez lo mejor de Verdi junto a Rigoletto y a la magistral Aída. Es que esta historia inmortal, además de la elegancia de su confección, permite al menos soñar que esa mujer pueda tener la felicidad que no consiguió en su vida.

Una famosa historia de amor desdichado

En tres actos se cuenta esta historia de amor desdichado entre la cortesana Violetta y el joven noble Alfredo.

La historia comienza cuando Violetta y Alfredo se conocen, se enamoran y deciden comenzar una vida juntos. El padre de Alfredo (Giorgio Germont) ve en el oscuro pasado de Violetta, un impedimento para el crecimiento de su hijo por lo que le pide a la cortesana que lo abandone. Violetta accede al pedido del padre y lo deja a través de una carta. Alfredo reacciona ofendiéndo públicamente a Violetta al tirarle dinero por los “servicios prestados”.

Como en toda tragedia el desenlace es fatal. Cuando Alfredo se entera que fue su padre quien no aceptaba la relación con Violetta, el joven vuelve al encuentro de su amada, para descubrir que ella está agonizando debido a la tuberculosis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)