TEATRO

Tomar el té entre señoras violentas y distinguidas

Hoy la Comedia Nacional repone “Tarascones”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alejandra Wolff en un registro irónico y afilado. Foto: Difusión

Para el espectador de teatro desprevenido, el nombre de Gonzalo Demaría quizá no significaba mucho, hasta que vio la obra Tarascones, en la puesta en escena de la Comedia Nacional. Ahora, desde hoy, el título vuelve a la cartelera, nuevamente a la Sala Zavala Muniz, donde dará cuatro funciones, los miércoles y jueves, a las 21:00, hasta el jueves 29. Entradas por Tickantel y en la boletería de la sala, a $ 150.

Su teatro mostró a los uruguayos un género muy interesante: teatro en verso, muy irónico, que describe la dinámica de cuatro mujeres de dinero, que se ensañan con la empleada doméstica de una de ellas, por un episodio que es presentado sin contar demasiados detalles. El suculento plato escénico se completa con las actuaciones de cuatro grandes: Andrea Davidovics, Alejandra Wolff, Claudia Rossi e Isabel Legarra. El filo del texto se multiplica en este cuarteto, cada una con sus tics, con sus juegos gestuales, con su histrionismo, que el director Alfredo Goldstein aprovecha con inteligencia.

Demaría (Buenos Aires, 1970) es un creador de amplio espectro, también novelista, ensayista, compositor y director teatral. "Para mí escribir en verso es como jugar a las palabras cruzadas. No me resulta difícil, y además como soy músico, me ayuda también ese sentido rítmico. Creo que el verso recupera para el teatro lo ritual", afirma el autor.

La obra nació por el estímulo del poeta italiano Giuseppe Parini, quien en el siglo XVIII escribió un poema satírico sobre una sirvienta que muere en la miseria, luego de haber sido despedida por patear al perro de la señora para la cual trabajaba. "Si yo no la hacía en verso, corría el riesgo de que si no le daba relieve a la escritura, quedara una obra chata, de esas de señoras que se juntan en el living", explica Demaría.

El autor tiene numerosos espectáculos estrenados, principalmente en Buenos Aires y París, algunos de ellos de mirada histórica. Artista muy informado y dueño de un humor exquisito, Demaría tiene en su haber desde musicales como Nenucha, la envenenadora de Monserrat, Houdini, Rita, la salvaje, hasta las adaptaciones de Chicago y Cabaret. De su teatro de texto, sobresalen Lo que habló el pescado, Cabo Verde y El cordero de ojos azules, entre una veintena de obras, muy distintas entre ellas. En 2010 publicó su primera novela, Las Pochoeaters, que tiene una narración gótica y de historieta a la vez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados