Humor

Teatro absurdo, gracioso y under en la Hugo Balzo

Nenan Pelenur y su espectáculo Graciela 2 llegan hoy al Sodre

Nenan Pelenur. Llega esta noche al Auditorio Nacional con Graciela 2. Foto: Ariel Colmegna
Nenan Pelenur. Llega esta noche al Auditorio Nacional con Graciela 2. Foto: Ariel Colmegna

De chica era bastante histriónica y pasó por muchas escuelas “hasta que llegué a una súper progre, hippie, burguesa en Buenos Aires”, donde encontró en un espacio de literatura y teatro el espacio que necesitaba. Gracias a cursos y talleres con Beatriz Massons (“siento que con ella conocí los cimientos de ponerse en escena”), Nenan Pelenur cuenta que ver en escena a Fernando Peña le cambió la vida. “Fue un momento crucial en mi vida cuando vi Mugre”. También fue el momento en que se dijo que quería hacer algo parecido.

Varios años después, un primer experimento en escena (Graciela que se estrenó en 2015) y varios borradores más tarde, Pelenur estrena Graciela 2, que tendrá una única función, esta noche a las 21.00 en la sala Hugo Balzo (entradas a 400 pesos por Tickantel y en la boletería del Auditorio).

“La llamo espectáculo”, aclara Pelenur ya que “obra me da algo más convencional”, y ciertamente Graciela 2 sale de lo convencional. Una mezcla de performance, sketch, monólogo y audiovisual, donde Pelenur aborda distintas temáticas en la hora y poco que dura el espectáculo: drogas, homosexualidad, soledad y “hasta el pibe que se hace el piola y es un boludo” integran el universo de personajes que comienzan a aparecer en escena.

Ese entrar y salir del escenario le permiten a Pelenur (por momentos acompañada por Natalia Perdomo) realizar un espectáculo muy dinámico y mayoritariamente de humor y “si bien tiene su cuota de drama, hacer humor es cosa seria”, aclara Pelenur.

Nenan Pelenur. "No es transgresor y si bien se manejan lenguajes fuertes, es como la vida, no me cuido de eso", dice. Foto: Ariel Colmegna
Nenan Pelenur dice que su espectáculo no es transgresor "y si bien se manejan lenguajes fuertes, es como la vida, no me cuido de eso", dice. Foto: Ariel Colmegna

“Cuando escribo no busco el humor, sé que va a ser gracioso porque a mí me causa gracia y eso se transfiere, pero escribo personajes que son extraños en su forma de ser y me da gracia la historia que los envuelve”, dice Pelenur. De esta forma, esta actriz, dramaturga y directora va creando el personaje, “le pongo la voz, lo visto, veo cómo camina” y agrega que no es fácil “hacer humor y llegarle al público”.

Sus personajes, los escribe con música y dice no saber hacerlo de otro modo. “Ahí lo veo, lo escucho y lo escribo, después lo actúo y cambias cien veces la versión. El teatro es ensayo y error”, aclara. Ese momento de intimidad, como lo llama no es en cualquier lado, “escribo mucho en los bondis, porque me desenchufo de todo, o en casa de noche”. Así Pelenur va componiendo cada uno de los pintorescos personajes y afirma que le gusta tanto escribirlos como actuarlos. También dice que cada vez que sale a escena, se muere de los nervios, “aunque cuando salís ya está, tenés que jugártela”.

“Escribir está bueno porque estás pariendo a los personajes. Es un rompecabezas que voy conectando, aunque no tengan nada que ver”, dice.

Para este espectáculo, Pelenur dice que no se cuidó y dice que no le importa. “No es teatro para que la gente se vaya satisfecha y contenta. Si a alguien no le gusta la temática, está todo bien. No es transgresor y si bien se manejan lenguajes fuertes, es como la vida, no me cuido de eso”, señala Pelenur.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º