más sobre Franklin vs. El Galpón

"Socio Espectacular es un sistema injusto", afirma Alberto Restuccia

Distintos puntos de vista sobre el debate que se ha generado sobre el caso Franklin Rodríguez

Franklin Rodríguez
Franklin Rodríguez. Foto: Marcelo Bonjour

Al caso Franklin Rodríguez, que ha tomado estado público, se siguen sumado voces. Ayer tres teatristas del medio (Christian Font, Álvaro Ahunchain y Florencia Infante) sumaron su apoyo al actor, que ha sido suspendido por seis meses de la Sociedad Uruguaya de Actores (SUA). El trío de teatristas anunció que renuncian también a la SUA, y el propio Franklin Rodríguez afirmó que planifica presentar su carta de renuncia, a un gremio que siente que no lo representa.

De este modo, se siguen sumando agentes en este conflicto, que primero comenzó siendo entre El Galpón y Franklin Rodríguez, luego se sumó la Federación Uruguaya de Teatros Independientes (FUTI), y más tarde SUA. Y el fondo del asunto son las declaraciones públicas hechas por Rodríguez al semanario Voces, en las que, entre otros puntos, se manifestaba en contra de Socio Espectacular y cuestionaba cómo había procedido SUA en ese momento, cuando surgió Socio Espectacular, más de 20 años atrás.

No era la primera vez que Rodríguez se manifestaba contra Socio Espectacular. Pero la medida tomada por El Galpón por sus declaraciones públicas (expulsándolo de su sede), ha hecho que Socio Espectacular volviera a estar en el centro de un sector de la opinión pública.

Socio Espectacular fue fundado en febrero de 1997 por El Galpón y Teatro Circular de Montevideo, y sumó otras compañías, como El Tinglado y Teatro Victoria. Y también instituciones públicas, como la Comedia Nacional. El sistema funciona mediante el pago de una cuota mensual, y abarca también otras disciplinas además de teatro, como música, danza, fútbol y carnaval. El sistema en sus primeros años tuvo unos 10 mil socios. Y actualmente cuenta con unos 30 mil, según declaraciones de Héctor Guido, directivo de Socio Espectacular.

Pero nunca faltaron las voces disidentes.

“Luis Cerminara y yo, cuando teníamos Casa del Teatro, nos opusimos al Socio Espectacular”, le dijo a El País, Alberto Restuccia, fundador de la compañía Teatro Uno hacia 1963. “Fuimos los primeros a oponernos a Socio Espectacular. Considero que El Galpón es una institución hegemónica, que quiere todo para sí. Y esa cosa angurrienta que tiene, le ha llevado a que el Estado le dé plata a ellos, y no a otras instituciones que lo merecen también. Yo no digo que El Galpón no merezca ser beneficiado por el Estado, pero hay otros teatros además de El Galpón”

Restuccia agregó: “Socio Espectacular es un sistema injusto para la gente que trata de vivir del teatro. Porque por una pequeña cuota, ellos copan todo. Son como las hormigas.”

Consultado Jorge Denevi sobre el tema, afirmó que estaba en contra de la dimensión mediática que cobró el asunto, y agregó a modo de conclusión: “Que se elimine Socio Espectacular no va a mejorar las cosas”.

Otra institución que entró en juego, el 11 de julio, fue FUTI, apoyando a El Galpón y puntualizando “los errores” cometidos por Rodríguez. Al respecto Washington Sassi, presidente de FUTI, afirmó a El País: “Los que tienen discrepancia con Socio Espectacular sería bueno que lo hubieran vuelto a plantear. Porque la resolución de las instituciones fue por asamblea, para apoyar a Socio Espectacular. Y si hay quienes discrepan, sería bueno que pidieran una asamblea y se volviera a tratar el tema. Nadie está en contra de eso”.

Sassi remarcó que todo este debate surge en un momento en el que la comunidad teatral está trabajando para que salga la Ley Nacional de Teatro Independiente. “Y el objetivo de esa ley no es solamente que todas las instituciones teatrales sean apoyadas (las de Montevideo y las del Interior), sino también quienes no pertenecen a FUTI u otras instituciones. Y es más importante trabajar en eso que ocuparse de estas banalidades, digamos”, reflexionó Sassi, quien agregó que todo este debate “es probable” que enrarezca el clima para sacar adelante la ley de teatro.

“Yo me siento muy mal, porque yo personalmente recibí de Franklin Rodríguez un mensaje, en donde me decía ‘hiciste muy bien los deberes Washington’. Y yo no le hago deberes a nadie. Como presidente de la Federación, yo trabajo para todos. Estoy muy molesto por todo esto”, confesó Sassi.

pasos

Los problemas que enfrenta Franklin Rodríguez frente al gremio de los actores

El pasado jueves se hizo público que la Sociedad Uruguaya de Actores (SUA) había suspendido por seis meses a Franklin Rodríguez, por resolución de la Comisión de ética de la institución. El gremio, además, solicitó a sus asociados “tener en cuenta esta situación a la hora de comenzar nuevos trabajos en el plazo estipulado, y solicitaremos que en tal oportunidad se comuniquen con la SUA”. Como consecuencia, Rodríguez anunció que renunciaría a SUA, y recibió el apoyo de algunos teatristas (Álvaro Ahunchain, Christian Font), que afirmaron que también renunciarían a SUA. “No pienso pertenecer a una institución que avale cualquier forma de pensamiento totalitario”, expresó Font en Twitter.

Consultada ayer por El País, Alicia Dogliotti, presidenta de SUA, dijo: “Esa gente que dice que se quiere borrar de SUA, que haga lo que quiera”. La presidenta y actriz aseguró: “Acá hay intereses de otro tipo atrás. Es muy raro que un diputado blanco salga a hacer twitteos. Y además aparecen insultos. Es una cosa muy compleja. El tema ha sido manejado de una manera superirresponsable, supertendenciosa, con mucho resentimiento. La mano no está buena. Viene muy embarrada la cancha”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)