ENTREVISTA

Sergio Blanco: "Muchas veces las salas de teatro están vacías por culpa nuestra"

El autor teatral uruguayo de mayor proyección internacional con nuevo estreno en Montevideo: Cuando pases sobre mi tumba

Las obras de Sergio Blanco han sido estrenadas en Tokio
Las obras de Sergio Blanco han sido estrenadas en todo el mundo. Foto: Darwin Borrelli.

Es el dramaturgo uruguayo de mayor proyección internacional, y sus obras se están representando en todo el mundo. De Tebas Land se han hecho 15 puestas en escena, de Kassandra, 18, y siete de La ira de Narciso. En este momento, sus obras se están representando en 14 ciudades. “La gente está descubriendo que Uruguay no solamente produce carne y jugadores de fútbol”, dice el autor, quien prepara su próximo estreno montevideano, Cuando pases sobre mi tumba, una obra original desde el propio proceso de escritura, dado que fue hecha de modo manuscrito y con sangre. El estreno será el 22 de agosto en la Sala Zavala Muniz. Tickantel, $ 600.

obra de teatro Tebas Land
Tebas Land, un éxito internacional. Foto:: Difusión

-¿Cómo resumirías Cuando pases sobre mi tumba?

-Es como un alter ego mío que va alternando sus encuentros en Suiza, en una clínica de eutanasia, con unos viajes a Londres en un hospital psiquiátrico donde se encuentra con un joven necrófilo. Esos temas son tocados desde el humor, y desde la belleza que puede haber en la muerte. También es una obra con muchas referencias a Frankenstein, pero todos esos temas muy vinculados al amor, a la pasión. Estar enamorado o tener miedo a morir son los dos temas que hay en el arte, y esta obra trabaja sobre ellos.

-¿Escénicamente cómo va a ser?


-Tiene cosas de Tebas Land, sobre todo como una tesis sobre la actuación. Tiene de La ira de Narciso, por los temas perversos que toca. Y de El bramido de Düsseldorf, lo que apuntar a la belleza escénica, a través del juego con la luz y las pantallas. Esta obra convoca mucho a esos otros textos. 

-El mapping ha hecho que la dramaturgia y el teatro vayan tomando cada vez más recursos de la publicidad.

-Sí, han dialogado mucho. La publicidad toma muchísimos elementos de la dramaturgia, de la narración, y también la dramaturgia y el teatro han tomado mucho de la publicidad. La publicidad tiene interés en vender, y está muy atenta al ojo del consumidor. Y nosotros desde el teatro tenemos necesidad de comunicar algo, por eso trabajo mucho con las pantallas, y con el sonido. Ahora en teatro no es más poner una música, sino crear un espacio sonoro, cuidando qué tipo de micrófono se usan y dónde se ponen, y dónde van los parlantes. El bramido de Düsseldorf tiene más de 15 parlantes, ubicado en distintos lugares. No es lo mismo una música que sale de debajo de la platea que si sale desde atrás del público.

-¿O sea que cuando escribís una obra ya vas guionando también los textos que aparecen en mapping?

-Sí, yo ya en la propia escritura voy pensando y escribiendo también para lo que va en pantallas, y qué va en imágenes. El ojo del espectador está muy parasitado por las redes sociales, por los microvideos, y por los links y eso de una cosa que te lleva a otra y esa a otra. Y yo eso lo trabajo mucho con Miguel Grompone, que es el artista visual que trabaja conmigo. Nosotros escribimos para ser vistos. Y tenemos que estar pendientes de esos cambios en el ojo del público.

El bramido de Düsseldorf
El bramido de Düsseldorf, otro de los éxitos de Blanco. Foto: Difusión

-De ahí tanta presencia del video en los montajes.

-Hoy hay que producir una dramaturgia que escriba para esos espectadores que están acostumbrados a la superposición de imágenes, a estar viendo cuatro o cinco cosas al mismo tiempo. Es un modo de percepción que ha cambiado y que uno no puede ignorarlo, porque si no el público se va. Muchas veces las salas de teatro están vacías por culpa nuestra también. Porque no entendemos las formas nuevas de percepción. Y Adidas o Nike sí entienden esas nuevas formas de percepción, y las utilizan para captar la atención de las personas. Yo no quiero que mis sobrinos me pidan los domingos para ir al shopping. Quiero que me pidan para ver Fedra o Hamlet, y lo tengo que hacer utilizando también esos sistemas que utilizan Nike y Adidas. No para captar consumidores, sino para contar historias.

-Contame de tus planes a futuro.

-Ahora estreno esto el 22 de agosto, y luego voy a dar una conferencia en la Sala Beckett de Barcelona, que está festejando los 30 años, y donde voy a dar una conferencia autoficcional mía, sobre el tema de la muerte, donde mezclo lo académico y lo teatral. Tengo muchas giras con El bramido..., y también con La ira de Narciso. Tengo giras en Alemania, Bélgica, Francia, Grecia, Rusia. Estoy trabajando mi próxima obra. Y el Teatro Solís el año que viene estrena un texto mío, Barbarie, y la Comedia Nacional va a hacer otro texto mío, El salto de Darwin, dirigido por mi hermana Roxana. Por suerte tengo muchos proyectos.

La ira de Narciso, con texto y dirección de Sergio Blanco.
La ira de Narciso, otro de los textos autoficcionales de Blanco. Foto: Difusión

-Vos con la Comedia Nacional hiciste tus obras más viejas, pero estas últimas, más exitosas, no te las han representado.

-Cierto, no me han hecho nada de estas obras nuevas. Ellos me han llamado varias veces, pero por una razón u otra no coincidían las agendas. Por otro lado, yo tengo un sistema de producción, que produzco una obra, que me lleva mucho tiempo, y luego me gusta tenerla mucho tiempo viajando. Mis producciones siguen viajando, y la Comedia Nacional tiene ese sistema de estrenar una obra y hacerla dos meses. Me cuesta mucho esa idea de crear todo un trabajo, y que a los dos meses se baje. Pero la Comedia siempre me está llamando y siempre ha sido muy generosa conmigo. Ahora, las obras en gira son una fuente de ingresos importante. Hoy las oportunidades que tiene un actor uruguayo de hacer dinero es en el exterior: se van un fin de semana y vuelven con dos mil dólares.

Sergio Blanco
Sergio Blanco, un dramaturgo de exportación. Foto: El País
escritura

Un poco de sangre cada mañana

Consultado sobre su particular procedimiento de escritura ya que la totalidad del texto
fue escrito a mano y con sangre, Sergio Blanco respondió: “Todas las mañanas me
despertaba al amanecer, dedicaba unos treinta minutos a preparar la tinta ya que tenía que diluir la sangre en polvo y una vez pronto todo, me sentaba a escribir durante sesiones de siete horas. Fue una experiencia un poco agotadora e intensa pero muy interesante. Esta obra solo podía escribirla de esta manera ya que los procedimientos de escritura tienen mucho que ver con lo que la obra cuenta. Cuando pases sobre mi tumba es un texto que habla de temas tan encarnados que solo podía escribirlos con sangre”.
Escrita en 2016, Cuando pases sobre mi tumba reunirá un equipo artístico de gran
nivel compuesto por los intérpretes Alfonso Tort, Gustavo Saffores y Enzo Vogrincic, por los diseñadores escénicos Laura Leifert y Sebastián Marrero, por el video-artista Miguel Grompone y por el diseñador en sonido Tato Castro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)