Guia de fin de semana

El secreto detrás de una obra que cumple 12 años

Rescatate, una pieza de 2006 que sigue vigente en cartelera

Rescatate. Foto: difusión
Con un tema de agenda, la obra busca acercar y conquistar a un público no teatrero. Foto: difusión

La sala queda a oscuras y cuando el público por fin hace silencio, una hecatombe de gritos y d linternas entran y generan pánico. Y el pánico es un sentimiento bastante común en un diálogo corriente sobre la inseguridad. Ese sentimiento, aunque después irá acompañado con carcajadas casi en coro de la platea, y se alternará con una especie de culpa porque al fin y al cabo somos todos responsables de la realidad, permanecerá hasta el final. Es que Rescatate es una obra de humor negro que aunque se pensó hace más de 15 años y lleva 12 en cartel, toca temas que siguen vigentes. Cambiarán las palabras y “ñery” habrá sustituido a “plancha” -entregan al público un diccionario actualizado de los términos que usan-, pero la problemática social continúa.

Que una obra lleve 12 años en cartel (los cumplirá en junio), que en cada función -sábados a las 23.30 y domingos a las 21.30 - llenen las 100 butacas del Teatro la Candela y que hayan añadido una continuación, Rescatame, los viernes, da para pensar que ahí hay algo, y que hace 15 años, cuando Gustavo Bouzas -actor y autor - creó el texto, le dio en el clavo. Para él, la clave está en hacer teatro por fuera de un lugar “esnob” e invitar a la gente a ver algo con lo que se va a sentir identificado, que va a entender porque es parte o porque lo ve de cerca, o por lo menos a través de la televisión. Trata sobre un grupo de “planchas” de Malvín Norte que decide atracar un local de cobranzas, atendido por “la cheta” hija del dueño, que queda de rehén junto al policía que trabaja allí como seguridad. Parte del hilo conductor lo lleva un reportero, Mario Inés, que transmite la noticia como un verdadero espectáculo para la audiencia de su programa y, entre otras cosas, entrevista a la madre de uno de los atracadores, El Willy.

Este texto, que en 2006 se llevó el Premio Florencio a mejor guion de autor nacional, genera de todo y por momentos parece una suma de estereotipos. Horacio Nieves, asistente de dirección y El Willy en la obra, cree que a veces se vuelve difícil no caer en un lugar común: el tema, explica, es “cuán verdadero lo hacés. Si es solo una forma, o está lleno de emociones”. Para Bouzas, el límite está en no llegar a la sobreactuación, y cree que apelar a la sátira los ayuda en eso porque les permite ir “un poquitito más allá de la realidad” sin caer en clichés.

La prueba de fuego para darse cuenta cuán respetuoso era, fue hacerlo en la cárcel, para presos y familiares. A todos les encantó e incluso se quedaron con el texto para interpretarlo, cuentan. Además, un cliché que según ellos está arraigado, es el de creer que el teatro está hecho solo por gente ilustrada de clase media. “No conciben que alguien de clase baja escriba una obra de temas que conoce y que ha vivido, creen que tocás de oído. Entonces cuando vos escribís desde la honestidad, la gente que es protagonista entiende, y los únicos que ven como que eso es una parodia o no se qué, son los que no tienen idea”, explica el autor, que proviene, como su compañero, de origen pobre, y dice que si no fuera porque su padre era un obrero sindicalista que creía que los hijos tenían que estudiar, su camino habría sido totalmente diferente.

Bouzas y Nieves, que en 1998 fundaron Baco Teatro, creen en la reflexión a través del arte, pero lo que más les importa es acercar el teatro a un público que normalmente no va, y les gusta ver que con Rescatate encontraron la fórmula.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º