EL TEATRO SE MULTIPLICA

Más salas de teatro para un circuito que crece

Grupo Cine Ejido abrió una sala teatral y el MAPI otra, que se suman a otras salas emergentes, como La cretina

La cretina
La cretina, un espacio artístico alternativo. Foto: Difusión

El sábado 8 de junio el MAPI (el Museo de Arte Precolombino e Indígena) empezará a presentar, todos los sábados, La bailarina de Maguncia, un monólogo de Noelia Campo, con el que el museo busca comenzar a mantener una programación sostenida de teatro. Mientras el MAPI busca sumar una sala teatral a la Ciudad Vieja, en Ejido entre 18 de Julio y Colonia, Grupo Cine también avanza en esa dirección: utilizar una de sus salas para dar espectáculos en vivo.

Noelia Campo. Foto: Gerardo Pérez
Noelia Campo, inaugura la sala del MAPI. Foto: Gerardo Pérez

No lejos de esas dos nuevas salas está La cretina, en Soriano 1236 (entre Carlos Quijano y Zelmar Michelini), que empezó a andar a fines del año pasado y este año ya se está estableciendo firme en la cartelera teatral, con obras de buena convocatoria, como Luz negra. No son éstos los únicos tres ejemplos de salas de teatro que abren sus puertas: otras salas, quizá menos visibles para el gran público, hablan de un mapa de los teatros montevideanos que siempre se está en movimiento.

“Nosotros somos productores de teatro, y generamos un nuevo lugar, en Grupo Cine. Lo que estamos haciendo es utilizando para espectáculos en vivo la Sala Uno, del complejo Ejido. La sala tiene un frente con un escenario que no es de gran capacidad, que mide nueve metros de ancho y tres de profundidad, pero que nos sirvió para poder utilizarlo como sala de teatro, con 195 butacas. Hicimos esto porque nos pareció una buena alianza con Grupo Cine, no fue porque nos hubieran rechazado en otras salas”, explicó a El País Luis Trindade, de la productora Botón Rojo, que en este momento tiene allí dos obras en cartel. Los viernes a las 23.00 Swingers. La fiesta, y los viernes y sábados a las 21.00, Aguacates

swingers
Swingers, una comedia picante. Foto: Difusión

“Como productora, nos interesó trabajar con Grupo Cine para ofrecer desde allí espectáculos teatrales. Lo que nos sirve a nosotros, más allá de generar un nuevo espacio de trabajo, nos sirve entrar en la mecánica publicitaria de Grupo Cine. Ellos llegan a un público de cine: ahora tenemos que hacer un trabajo en conjunto para traerlos a que vean teatro. Para eso hemos armado espectáculos, con artistas de diferentes ámbitos, gente del carnaval, del teatro, para tratar de convocar todo tipo de público”, señala Trindade, quien agrega que si bien estas dos propuestas son cómicas, no descartan presentar obras más dramáticas.

“Más adelante pensamos hacer El Clan, de la familia Puccio, ese caso de la crónica policial argentina, para setiembre, octubre. Vamos a ir por diferentes géneros: no nos vamos a quedar en la comedia”, adelanta el productor, quien no duda en afirmar que es difícil convocar público en las salas montevideanas, y que hay que trabajar mucho para lograrlo.

El MAPI también abre sala de teatro, aunque con una propuesta más volcada a temas cultos. “Si bien ya hemos hecho algunos espectáculo para niños, la idea ahora es generar una sala teatral y trabajarla en forma más sistemática. El objetivo es que haya un espacio teatral nuevo, dentro del museo, y arrancamos con esta obra, porque su formato va muy bien con la sala del MAPI, en la que entran 100 personas. Ya nos han acercado varias propuestas teatrales para hacer aquí, en la sala en sí o en otros espacios del museo, porque hoy el teatro admite también formatos no tradicionales”, contó Facundo de Almeida, director del MAPI.

“La idea es poder trabajar también en un horario que el museo no está abierto al público, y poder ofrecer la salida completa. Es decir, en la cafetería del museo se puede tomar algo antes de la función, o cenar en el restó luego del espectáculo”, puntualiza el director, quien explica que la idea es que la programación vaya en la línea de la actividad del museo.

Aguacates
Aguacates, la política y el humor. Foto: Difusión

En ese sentido, no sería tanto una sala para comedias ni stand up, sino para obras con un contenido más humanista. Por ejemplo, para las vacaciones de invierno se dará Johan Padan en el descubrimiento de las Américas, de Dario Fo. “La obra está muy vinculada a la temática del museo: trata de un pícaro italiano que se cuela en el barco de Colón y viene a América. Pero sobre todo, la programación se irá definiendo por las características de este espacio escénico, y lógicamente por un criterio de calidad”.

La cretina, por su parte, se sumó al circuito teatral del Centro, para brindar otro tipo de lugar. “Este es un espacio artístico, para todo público, en el que además nos encontramos mucha gente de teatro. Es un boliche con una sala teatral, pequeña, y también funciona un taller de docencia de teatro. Creo que es una sala para propuestas más alternativas, más off. Me recuerda a algunos espacios que hay en Buenos Aires: es una casa con una sala, un lugar para reunirse la gente, y en eso es más off”, comentó Natalia Chiarelli, destacada actriz de la Comedia Nacional, y docente del nuevo espacio artístico.

“En este momento como está armada, la sala teatral de La cretina tiene 50 localidades, pero puede pasar a tener más. Creo que es una sala que por sí misma, atrae propuestas artísticas de un estilo menos estructurado”, comentó a El País Federico Guerra, quien junto a Fernando llevan adelante el espacio, que todos los sábados a las 23.00 está ofreciendo Cretinos solemnes, obra que dio nombre a la sala, y que busca quitar solemnidad al hecho teatral.

HUMOR

Dos comedias animan lo que fue el viejo cine Luxor

Dos comedias buscan sumar humor a la cartelera teatral. En Sala Teatro Grupo Cine Ejido se está dando los viernes a las 21.00 Swingers: La fiesta, del dramaturgo español Tirso Calero, una comedia de enredos que mete al espectador en la intimidad del hogar de Pablo (interpretado por Leonardo Pacella) y Carolina (a cargo de Verónica Piñeyrúa). Ellos, tras un intento desafortunado de experimentar el universo swinger, ven que su vida matrimonial se va a pique, al peso de la rutina, los problemas laborales y algunos asuntos más.

A esto, se suma que Bruno (Firu Fernández), amigo y jefe de Pablo, anuncie la quiebra inminente de la empresa, dado que tras su divorcio con Verónica (Jimena Siri), no ha hecho otra cosa que mal gastar su fortuna. Para complicar más las cosas, aparece en sus vidas Massimo Casales (Maxi Orta), quien está dispuesto a desembolsar una suma millonaria para salvar la empresa, pero para que eso suceda, propone organizar una noche swingers entre todos. Un director de la experiencia de Hugo Blandamuro lleva las riendas de esta comedia, que va los viernes a las 23.00 Entradas a $ 450, en las boleterías de Grupo Cine.

Del mismo autor es Aguacates, otra comedia de enredos que va en esa sala. El protagonista es Marcelino (Carlos Sorriba), un político conservador que puede convertirse en el próximo presidente, aunque lleva una vida personal llena de problemas. Separado hace poco, intenta demostrarle a su hija Martina (Natalia Camilo), que puede ser un padre moderno. Pero ella quiere experimentar un romance prohibido con Toni (Danilo Mazzo), el mejor amigo de su padre, durante unas vacaciones en común. Dirige Hugo Giachino y va viernes y sábados a las 21.00. $ 350

ALTERNATIVOS

Otros formatos que enriquecen la cartelera

Los espacios teatrales se multiplican y a la vez se abren a nuevas modalidades. Dos lugares con no mucha difusión pública ofrecen formas poco convencionales de teatro. En Sinergia Design (Víctor Haedo 2240), de jueves a domingos a las 20.30, se da el ciclo Teatro Breve, con obras de 15 minutos, que se extienden una tras otra. Las mismas recorren los géneros más diversos, de la risa al drama.

Otro sitio para descubrir teatro es El almacén, un lugar al que se accede previo a haber comprado la entrada, y que queda en la zona de Villa Dolores. Se trata de espectáculos para solamente 17 espectadores por función, y para acceder conviene reservar con anticipación. Los espectáculos, que buscan recorrer un lenguaje propio, ocurren en la habitación de una casa, y las entradas valen $ 350. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)