TEATRO

Un Quijote en versión uruguaya

Agadu presenta Dulce veneno, entre el amor y el policial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alejandro Camino

Los viernes y sábados, a las 21:00, en la Sala Blanca Podestá, de Agadu (Canelones 1122) se está dando Dulce veneno, obra escrita por Raquel Diana que se presenta como una comedia policial melancólica. En escena estarán Alejandro Camino, Gustavo Alonso y María Clara Vázquez, que bajo dirección de la propia autora buscarán atrapar a través de una historia inusual y buenas actuaciones.

Tomando como disparador que Montevideo fue declara Ciudad Cervantina (y los cuatro siglos de la muerte de Miguel de Cervantes), el texto de la autora uruguaya busca dialogar con Don Quijote de la Mancha, desde este tiempo. Para eso Diana ideó una comedia dramática en la que transcurre una historia de amor y un policial, en el que cada personaje da su versión sobre el crimen.

José, interpretado por Gustavo Alonso, tiene algo del Quijote. De hecho, leyó tantas novelas y miró tanta televisión, que al parecer perdió la razón. Por eso se hace llamar Segismundo y se enamora localmente de Mercedes, a la que llama Elizabeth. Siendo un pobre empleado de una biblioteca, decidió salir a realizar alguna hazaña para merecerla. Por otro lado Gregorio (interpretado por Alejandro Camino) no es un gran lector pero le gustaba la televisión. Como pasaba el día manejando un taxi, no aspiraba más que a llegar a su casa y quedarse allí con su esposa, Mercedes, quien lógicamente des interpretada por María Clara Vázquez. Ella se creía princesa y era empleada de un supermercado. Se imaginaba más joven y hermosa. Un día se inventó un enamorado, desencadenándose una historia que entremezcla el amor y la intriga, la fantasía y la realidad, lo fantaseado y la vivido.

Raquel Diana, también actriz y docente, cuenta con una larga carrera en su haber, en la que ha llevado varios títulos a escena. También profesora de filosofía, como dramaturga es autora de un teatro que busca ser a la vez ameno y reflexivo, habiendo trabajando tanto para el espectador infantil como para el adulto. Con Dulce veneno agrega un paso más a su creación como autora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados