TEATRO

Un provocador con genio teatral

Darío Fo, autor cuya obra en Uruguay conoció desde la censura hasta el éxito de taquilla

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Despedida: a los 90 años murió Darío F, escritor polémico, amado y repudiado. Foto: AFP

La muerte del dramaturgo italiano Darío Fo, Premio Nobel de Literatura 1997, seguramente se sintió especialmente en el teatro uruguayo, donde sus obras tuvieron y tienen una presencia constante. A diferencia de otros autores teatrales de su generación (había nacido en 1926, este urticante autor de ácidas sátiras políticas, que arremeten sin piedad contra el poder político, el capitalismo, la Iglesia) tuvo en la escena montevideana una permanencia que va hasta el presente. De hecho, esta noche en el Teatro Circular habrá una representación más de La marihuana de mamá es la más rica, que sobre texto de Fo lleva a escena Alberto Zimberg, todos los viernes a las 21:00.

Lógicamente que hoy las obras de este gran hombre de teatro no despiertan las polvaredas que levantaron en otros tiempos. Como cuando en 1972 la actriz y directora teatral Elena Zuasti quiso llevar a escena con la Comedia Nacional Isabel, tres carabelas y un charlatán, puesta que no llegó a estrenarse por el peso de las Medidas Prontas de Seguridad dispuestas por el gobierno predictatorial. Como había ocurrido en la propia Italia, la obra de Fo también era censurada en Uruguay.

Mucho más fuerte fue una década después el impacto del teatro de Fo en la vecina orilla. En 1984, cuando el dramaturgo llegó con su esposa Franca Rame para presentar en Buenos Aires Tutta casa, letto e chiesa y Mistero buffo, se produjeron disturbios y manifestaciones contra el Teatro Municipal San Martín y sus espectadores. Grupos nacionalistas de derecha repudiaron su obra por considerarla "sacrílega y un agravio para la religión cristiana", no logrando sin embargo suspender las presentaciones.

Con la apertura política uruguaya, el teatro de Fo se multiplicó en los escenarios locales, aportando una voz que denunciaba tiempos atroces. De esos tiempos de libertad recuperada es Muerte accidental de un anarquista, que Marcelino Duffau hizo en el viejo teatro La Candela, en 21 de Setiembre y Coronel Mora. El texto, escrito hacia 1970, es un ejemplo nítido del teatro de Fo. Basado en un hecho verídico sucedido en una comisaría de Milán, trata de un ferroviario anarquista acusado de un atentado con bomba, y misteriosamente cae por una ventana de la comisaría. Pese a su dramatismo, Fo construyó una verdadera farsa, con eficaces toques satíricos y hábiles recursos para evitar la censura.

La obra, que provoca un estímulo crítico tanto al lector como al espectador, fue puesta por Duffau con una gran ventana en el proscenio, y representada (durante tres temporadas), entre otros, por Julio Calcagno y Héctor Guido, quien fue nominado al Premio Florencio por ese trabajo.

Duffau supo aprovechar en múltiples ocasiones la dramaturgia de Fo. En los años 80 también hizo Pareja abierta, en Teatro del Anglo, con Pepe Vázquez e Imilce Viñas, otro título de larga permanencia en cartel, y también Todas tenemos la misma historia, en El Tinglado. En la década de 1990, el director uruguayo escenificaba Misterio bufo, en Teatro del Mercado, con una original versión que mezclaba teatro de objetos (a cargo de Tato Martínez), y actuación en vivo, con la presencia de Jorge Esmoris (quien ganó un Florencio por esa obra), y música en vivo de Osvaldo Fattoruso, que pasaba de un instrumento a otro.

"Fo transitó en su dramaturgia el teatro que a mí me gusta, es decir el teatro comprometido. Un teatro donde la impronta social está muy marcada, y con otra característica, que hace que su obra pegue tanto y que a veces sea resistido, que es el humor. Una vez más se demuestra que el humor, bien hecho, es un arma poderosísima", señaló ayer Duffau a El País, comentando que para el año próximo baraja hacer otra obra de Fo, Johan Padan en el descubrimiento de las Américas, que trata sobre un náufrago que es rescatado por indígenas, abriendo un juego entre los puntos de vista de las culturas. Afortunadamente, la obra del gran autor y actor italiano seguirá alimentando la cartelera local.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados