CLÁSICO BAILADO

El poeta en Nueva York salta del libro a la danza

Se estrena una versión coreográfica de poemario lorquiano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Juan Contreras en "Poeta en Nueva York". Foto: DondeDios

Poeta en Nueva York, el gran libro de vanguardia de García Lorca, llega hoy, martes 7, a la Sala Zavala Muniz en clave de danza. La adaptación fue realizada por Facundo Fernández Luna, y en escena estarán el actor Juan Contreras, y las bailarinas Florencia Ferrer y Ana Vázquez. Dará tres funciones,hoy, miércoles y jueves a las 20.30. Las entradas salen 350 pesos.

"En Poeta en Nueva York, el verso imperante no tiene que ver con la forma (como en otras obras de García Lorca) sino que están asociados al ritmo y a la imagen. Por otro lado, en varias ocasiones habla de la danza, dándole mucha fuerza a las ideas de movimiento, como en Oda al rey de Harlem, Nueva York oficina y denuncia y Grito hacia Roma, por mencionar algunos. Personalmente se me hacía difícil no asociar el libro al movimiento, a la danza, y me parecía que desde ahí, se podía encontrar otra forma de decir los poemas, además de la palabra hablada, como se conjugan en este espectáculo", comentó a El País Fernández Luna, también músico, compositor y docente.

El exquisito libro lorquiano fue un mojón en la vanguardia de fines de los años 20, y evidentemente hay todo un juego entre aquella experimentalidad de entreguerras y lo que desde mañana se verá en escena. "No es que se busque la vanguardia como objetivo en la danza, sino más bien, la danza que surge de los poemas, puede tener algo de vanguardia no encontrando a veces mejor herramienta que la expresión corporal. El espectáculo funciona como una misma cosa, pues hay recursos expresivos que, si se tuvieran que definir, podrían estar dentro del teatro físico: el actor y las bailarinas funcionan en muchos momentos (coreográficos en general) como una misma pieza de la maquinaria. El diseño de luces impecable de Nico Ciganda y la música de Michael Nyman, generan una visión de Poeta en Nueva York que considero sumamente fiel", agrega el autor de la versión.

Como es sabido, la visita de García Lorca a Nueva York causó un impacto ético y estético tan grande, que produjo como resultado esa serie de poemas de tanta belleza formal como hondo sentido social. Ese último aspecto no será dejado de lado por este espectáculo: "Yo diría que el libro trata tres temas básicos: el sistema social industrializado y la relación del hombre (y máquinas) con el entorno, las minorías oprimidas por esa sociedad (los negros, como Lorca dice) y el profundo conflicto espiritual con respecto a su sexualidad. En éste caso, elegí 10 poemas, los cuales considero muy representativos del libro, y más que del libro, del propio García Lorca".

Fernández Luna indica la singularidad que Poeta en Nueva York tiene incluso dentro de la obra lorquiana, en la que el autor se apartó de la imagen del gitano y del cante jondo, para incursionar por otros rumbos.

"No hay una búsqueda concreta de recrear la Nueva York del 29. García Lorca, en la conferencia que da en España en 1931 menciona algo revelador. Dice: He dicho Poeta en Nueva York, y debí haber dicho Nueva York en un poeta, lo que lleva a entender que antes de ser Federico García Lorca, es poeta, y escribe lo que deja la ciudad en él. Si bien Nueva York de 1929 ha cambiado al día de hoy en varias cosas, otras son universales y continúan ahí. Por tanto lo abstracto conserva la verdad de aquella época y lugar concreto, pero refleja necesidades humanas que aún se están por resolver", remata.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)