Comedia

Personajes que hacen reír con el corazón roto

Este sábado se estrena Rotos de amor, en Teatro del Centro

Rotos de amor
Rotos de amor. Foto: Difusión

Este sábado se suma a la cartelera de teatro una comedia que ya ha probado su eficacia en otras plazas teatrales. Rotos de amor, bajo dirección de Sergio Dotta, quedará en cartel en Teatro del Centro Carlos E. Scheck, los sábados a las 21.00 y los domingos a las 18.30. Las entradas se venden en la sala, a $ 400, y las reservas se hacen al tel. 2902 8915.

El espectáculo reúne a cuatro actores masculinos, cuyos personajes están desahuciados de la vida, y principalmente del amor. Cupido les ha dado la espalda: sus mujeres, por distintas circunstancias, los han dejado y ellos buscan a ciegas conseguir un remedio para sus males. Así contado, puede sonar a drama, pero en realidad es una hilarante comedia a partir de estos cuatro patéticos hombres que buscan un mejor horizonte sentimental. El texto, de Rafael Bruza, será animado en el escenario por Carlos Rodríguez, Félix Correa, Juan Gamero y Leo Pacella.

“Es una comedia bien escrita, inteligente y que une el humor a la ternura que despiertan los personajes. Las acciones suceden por momentos es un escenario despojado, en otros aparecen cuatro sillas y una mesa. Hay un piso que hicimos especialmente para este espectáculo, que cuenta con vestuario y ambientación de Ana Arrospide, y la iluminación de Martín Blanchet, con quien voy a trabajar por primera vez. Con Ana ya tenemos cosas hechas juntos y nos entendemos muy bien: casi siempre coincido con su mirada en los rubros que la comprenden”, contó a El País Dotta, agregando que el título vino a Montevideo hace más de una década, en una versión argentina protagonizada por Víctor Laplace, Daniel Fanego, Patricio Contreras y Gustavo Garzón.

Sobre el uso de la sala, el director explica que ya está acostumbrado a trabajar en un escenario trifrontal. “En esta misma sala dirigí Querido mentiroso hace un par de años. Simplemente la movilidad de los actores y el concepto de puesta en escena tiene que contemplar esa característica”, señala.

Dotta, de larga carrera en el medio local, es un conocedor del ambiente teatral. Y desde toda esa rica experiencia afirma, sobre el tipo de comedia que hoy pide la gente: “Lamentablemente creo que las de golpe y porrazo. El público, o buena parte de él, se ha empobrecido con el paso del tiempo”.

“El teatro está pobre económicamente, porque ha disminuido la cantidad de espectadores (es una intuición más que una comprobación), y la cantidad de espectáculos se ha multiplicado por tres. Entonces el público se divide. Lamentablemente se ha perdido también el espíritu profesional (rara y riquísima mezcla existente en este país, un teatro profesional en cuanto a su seriedad y amateur en cuanto a su resultado económico) y resulta que cualquiera ‘hace teatro’”, asegura.

Al comparar el panorama de hoy con el de décadas atrás, Dotta explica: “Antes coexistían tres o cuatro clásicos en el quehacer teatral montevideano. Había grupos como El Galpón que tenía espectáculos de repertorio, había 50 o 60 estrenos al año, y no era extraño ver una publicidad anunciado 100 funciones. ¿Hoy, cuántos espectáculos de los ciento y pico largos que se estrenan por año llegan a las 100 funciones?”.

Y sobre si el público prefiere obras con finales felices, remata con humor: “No sé lo que prefiere el público en este sentido, pero en general, en la vida, todos preferimos finales felices”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)