CRÍTICA

Pepe Vázquez cuenta su vida a través de divertidas anécdotas

Hoy a las 21.00 en la Asociación Cristiana de Jóvenes se presenta Paciencia y pan criollo

Pepe Vázquez
Pepe Vázquez, en Paciencia y pan criollo. Foto: Alejandro Persichetti

Más familiar no podía ser el ambiente. El actor recibe al público desde el escenario, comentando la música que se escucha en la sala. Luego le pide a los espectadores que se sienten más cerca de él, que ocupen las primeras filas de la pequeña sala. Después Pepe Vázquez sugiere que el que se vaya a reír, lo haga hacia afuera, que no apague la risa. Y comenta lo saludable que es la risa sonora. Hecho el preámbulo, y ante una docena de espectadores, el veterano actor comienza a contar algunos episodios de su vida, artística y de la otra.

Pepe Vázquez
Pepe Vázquez, en clave confesional. Foto: Alejandro Persichetti

El monólogo, mezcla de charla y actuación unipersonal, arranca con recuerdos de Treinta y Tres, de una vida entre vecinos y anécdotas de ciudad del Interior. Vázquez se desdobla apenas en algún personaje, para imitar un gesto, y luego sigue enunciando desde sí mismo. Repasa cuentos de familia, que hablan de otros tiempos, lejos en el tiempo pero más lejos aún si se los mide desde los cambios en los usos y costumbres. El público, donde hay algunos amigos y compañeros de carrera, se sume en una situación de entretenimiento: el actor sabe de narración oral y aunque no se note, utiliza esas herramientas.

Pepe Vázquez
Paciencia y pan criollo, un ameno unipersonal. Foto: Alejandro Persichetti

Después empiezan los cuentos montevideanos. El intérprete (libreto en mano y vaso de agua en la mesa) evoca sus primeras experiencias en la Capital, sus pasos iniciales en el teatro, y aprovecha bien ese choque del chico inocente que llega a Montevideo, para narrar recuerdos llenos de ingenuidad y de humor.

Pepe Vázquez
Pepe Vázquez. Foto: Alejandro Persichetti

A medida que avanza en el relato, el espectáculo se abre temáticamente, y la historia se deshilacha en asuntos muy diversos, que van desde la mala dicción de algunos actores de hoy, hasta los problemas de salud. Vázquez cuenta algunas historias del ambiente teatral (desgraciadamente no tantas), habla de sus primeras experiencias como espectador de cine, reflexiona sobre el público y sus comportamientos. En cierto momento se detiene en alguna anécdota mínima, insólita por lo nimia, de la que también sabe extraer algo de gracia.

Pero más allá de lo que cuenta, en todo momento deja ver cierto carácter insistente, hasta empecinado, por desarrollar su pasión por el teatro, desde jovencito hasta ese momento en el que está frente al público. Vázquez podría haber armado un guion con historias con personalidades más destacadas del mundo del espectáculo, pero prefirió apostar más a lo sencillo que a lo trascendente. Cuando terminada la obra, el público se retira, algunos espectadores se quedan conversando con él sobre el escenario.

ficha

Paciencia y pan criollo [***]

Actor: Pepe Vázquez. Dónde: Sala Felipe Conard, de la Asociación Cristiana de Jóvenes
(Colonia 1870). Cuándo: hoy a las 21.00. Entradas en Tickantel, a $ 400.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)