TEATRO

Pensamiento destructivo cuestionado en la escena

Santiago Sanguinetti y su premiado trabajo: “Nuremberg”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Monóogo: Sanguinetti en un trabajo físico, intenso, crispado. Foto: A. Perischetti

Los viernes, a las 23.30, Santiago Sanguinetti está presentando Nuremberg, un unipersonal escrito y actuado por él mismo, bajo dirección de María Dodera. Va en Tractatus (Ituzaingó 1583), con entradas a $ 300, que se venden allí mismo.

El personaje en escena es un joven skinhead que vocifera al mundo su odio hacia los negros, los judíos, los homosexuales, y más en general hacia todos aquellos que él ve como diferentes. Desde un baño público, a través de su bronca con el mundo, el público se va enterando de su vida, de qué lo llevó a sentir y pensar así. El recorrido, sin embargo, busca rescatar un costado humano que se expresa por medio de las contradicciones del personaje. En escena el unipersonal está servido con la intensidad que el texto reclama, apostando a un teatro de fuerte impronta física, desgarrado.

"El personaje es un neonazi que busca justificar su pensamiento y sus acciones, lo que obviamente no consigue hacer. Eso convierte a todo el monólogo en una suerte de contradicción explosiva, que termina con la propia vida de este individuo. El espectáculo refleja lo contradictorio de esa línea de pensamiento. Incluso alguna frase totalmente contradictoria está tomada de los comentarios de Internet", señala a El País Sanguinetti, quien trabaja en un marco escenográfico y lumínico de Fernando Scorsela, con vestuario de Virginia Sosa.

Consultado sobre si no entiende que el espectáculo puede a dar pie a un malentendido por parte de algún espectador fanatizado, o de pocas luces, el autor explica: "Puede ser, pero eso puede entender tanto con Nuremberg como de Arturo Ui, de Brecht. Si una persona no tiene muchas luces, va a entender cualquier cosa, de cualquier obra. Pero yo me quedo tranquilo en ese aspecto porque la obra ha sido muy solicitada, incluso por la Fundación Isaac Rabin, que pidió una función especial para miembros de la fundación. Y elogiaron que la obra ponga el tema en debate".

Desde que ganó el primer premio en el Concurso de Monólogos del Centro Cultural de España, en 2009, Nuremberg ha tenido una larga trayectoria nacional e internacional, que incluye haber sido seleccionada para representar a Uruguay en el Primer Evento Mundial de Artistas Jóvenes (WEYA), en Nottingham, Inglaterra, en 2012.

Luego fue vista en España, México, Brasil y Cuba, además de haber ganado un Fondo Concursable del MEC, que le permitió dar una gira nacional. Y en setiembre viajará a Bahía.

En su andar por distintas salas, el espectáculo ha ido adaptándose al espacio escénico. "Eso fue una idea de la directora, María Dodera, de no trabajar con una escenografía estable, sino aprovechar mejor la instancia performática de la obra. En algún teatro hemos visto un andamio, y lo usamos. Hemos encontrado trapos en un teatro, y los hemos utilizado", cuenta el actor y escritor.

Entre los pasos siguiente de Sanguinetti está adaptar una obra de Shakespeare, para un proyecto mayor.

El resultado se verá en el Festival Internacional de Buenos Aires, donde se ofrecerán las 38 obras dramáticas del gran autor inglés en un único espectáculo de 24 horas, dirigido por Laurent Berger.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º