CRÍTICA

Lo que pasa en las sábanas ajenas

"El otro lado de la cama", una comedia argentina que probó su éxito en Montevideo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nicolás Vázquez, Gimena Accardi, Benjamín Rojas y Sofía Pachano son los protagonistas de "El otro lado de la cama"

"No te queremos dar un mensaje, sólo queremos que cuando salgas de acá digas: me reí dos horas sin parar”, dice Nicolás Vázquez con el poco aire que le queda después de dejarlo todo sobre el escenario en otra función de El otro lado de la cama.

La comedia argentina del momento, basada en una película española y convertida en Buenos Aires en un éxito por el boca a boca, no tuvo dificultades en conquistar Montevideo.

Llegó el jueves al Teatro Metro para empezar lo que en principio serían dos funciones, que se transformaron en ocho. Sólo quedan entradas en Abitab para las de hoy, que empiezan a las 19.00 y 21.30.

Y el objetivo de hacer reír lo logran porque el texto original de David Serrano, adaptado a la idiosincrasia porteña de todos los tiempos incluyendo banda sonora con clásicos del rock argentino por Manuel González Gil, es sumamente efectivo. Está lleno de clichés y planteos políticamente incorrectos de los que están tan en el tapete hoy (el consumo de drogas, el machismo y la sexualidad), que son llevados a escena con total desparpajo por un elenco completo que actúa y baila muy bien y canta aceptablemente.

En esta comedia de enredos Javier (Vázquez) es el retrogrado novio de Sonia (Gimena Accardi), una hippie posmoderna muy abierta de mente. De entrada se enteran de que sus amigos Pedro (bien Benjamín Rojas) y Paula (Sofía Pachano) se van a separar, porque ella está enamorada de otro. Ese otro es Javier, pero nadie lo sabe.

Eso da pie a una comedia de enredos donde las situaciones de cama y los vínculos sexuales, enganchados por momentos en clave de musical, van provocando sin pausa las risas en la audiencia. Vázquez es el gran motor de este equipo que está claramente muy aceitado, pero que además hace un gran esfuerzo por convencer. Lo logra, por supuesto.

SABER MÁS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados