En El Mura, “Los heridos” invita a una reflexión de la locura

El paciente psiquiátrico habla desde el escenario

Desde Marat Sade, de Peter Weiss, hasta El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, que Peter Brook hizo sobre el texto de Oliver Sacks, los enfermos psiquiátricos han sido un fecundo tema para desarrollar sobre el escenario diversidad de asuntos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Teatro: cine y charlas con psiquiatras sirvieron de base para esta obra.

En esa línea de acción, una obra, escrita y dirigida por Valeria Fontán, indaga en los vínculos humanos dentro de un hospital psiquiátrico.

"El mundo de la locura es absolutamente teatral, y el juego actoral que permite, me parece fascinante", cuenta a El País Fontán, quien advierte que se tomó mucho cuidado con no caer en una burda representación del loco. "Mi prioridad era tratar al tema con seriedad y con información. Todo mi esfuerzo estuvo dirigido a no caer en el cliché, ni tomar al paciente psiquiátrico como tonto. Por eso, entre otras cosas, tuvimos asesoramiento de psiquiatras", agrega.

El resultado ya se puede ver en escena: se llama Los heridos, y se puede ver los sábados a las 21.00 y los domingos a las 19.00 en El Mura, en el Mercado Agrícola de Montevideo. Las entradas se venden en Abitab a $280. Allí, ocho historias de vida se cruzan a través de un singular tratamiento, en el cual los internos actúan escenas de vida de otro paciente, que ha borrado selectivamente de su memoria determinados episodios de su vida.

"La obra transcurre en tiempo real, porque la gente está invitada a presenciar un ejercicio, que a su vez es una interpretación que hacen los pacientes. Es una obra de teatro en la que los pacientes interpretan una obra de teatro. Las escenas son cortas, pero es parte como de un gran acto. Pero ellos nunca salen de escena, nunca termina una escena y termina otra", puntualiza la autora y directora, egresada de la EMAD en 2008.

Además de documentales, Atrapados sin salida fue uno de los trabajos que el equipo utilizó para acercarse al tema. "Esa película fue muy importante para nosotros, fue nuestra inspiración, creo que está magistralmente actuada, especialmente en eso de encarar a los pacientes sin ningún tipo de condescendencia. Y también Una mente brillante, con Russell Crowe, donde él hace un esquizofrénico y lo hace muy bien", afirma Fontán.

En escena están Fernando Amaral, Carlos Rompani, Maite Bigi y Mauricio Chiessa, y como explica la directora, detrás del tema del enfermo psiquiátrico, está de fondo una consideración más amplia sobre todas las personas. "El tema también es un pretexto para hablar de la condición humana. Todos podemos tener un montón de heridas, o de cosas difíciles de superar".

Aunque Los heridos no busca directamente un fin aleccionador, la directora quiebra una lanza por una aproximación más sensible al asunto. "Buscamos mostrar que tenemos que ser más tolerantes con el distinto. Y creo que a veces el paciente psiquiátrico es tratado injustamente. No se entiende que a veces pueda hacer determinadas cosas, no por maldad, sino porque está enfermo. Por ejemplo, el episodio aquel de una mujer, que prendió fuego una gatita y la tiró por el balcón. Que la querían linchar, o hacerle a ella lo mismo. Hubo un enardecimiento contra esa mujer, cuando en realidad se dijo que eran enferma psiquiátrica. Pero en general no se detuvieron a pensar en eso. Nadie pensó que tal vez había un motivo, más allá de la maldad. Hay un desconocimiento, que me disparó a hablar sobre el tema".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados