TEATRO

Lo que se oculta en una obra teatral

“Juegos mecánicos”: Nieto Palladino en la Sala Verdi.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pilar Roselló en una escena de "Juegos Mecánicos". Foto: Mercedes Xavier

Fernando Nieto Palladino es uno de esos nombres de la escena local no tan conocido por el gran público, que sin embargo ya ha aportado varios montajes de interés. Esta semana está dando a conocer una nueva obra, Juegos mecánicos, en Sala Verdi, con dramaturgia y dirección de él.

"El disparador de esta obra fue una imagen de Santa Lucía de Siracusa. Me dejó un impresión muy fuerte aquella mujer tan joven con las órbitas vacías, sosteniendo en un plato sus ojos y llevando la garganta cortada. Ante nuestros ojos, el camino a la santidad para los cristianos, es un camino de dolor y espanto, pero Lucía dijo que el cuerpo no se corrompe si el alma no es consciente, concibiendo a la realidad de la materia producto de la percepción", explica Nieto para entrar en materia.

Un breve repaso por la carrera de este artista remite a 2008, cuando estrenó su primer espectáculo, una magnífica aproximación a la biografía de Horacio Quiroga, que eludió los procesos más obvios de la semblanza escénica: Quiroga, con la luz prendida, le dio un merecido premio Florencio a Mejor Texto de Autor Nacional.

Le siguieron varios montajes, entre ellos una versión de Siete locos, que indagaba en la creación de Roberto Arlt, y luego en 2013 Blu, trabajo que cosechó varios premios y participó el año pasado en el Festival Internacional de Manizales, Colombia. Un común denominador de sus trabajos podría ser cierto gusto por lo oscuro, asunto que Nieto analiza así: "Creo que entendiendo la oscuridad como el ocultamiento, sí. Me interesa lo no dicho, lo que no se ve, lo que pasa desapercibido. No lo oscuro como lo perverso".

Desde el punto de vista estético, este dramaturgo y director ha trabajado códigos propios para el escenario, a veces también con escaso uso de la iluminación. "Mi primera obra, Quiroga, con la luz prendida era una obra muy luminosa desde el punto de vista técnico. Estéticamente la de Roberto Arlt era más oscura: pero no es un interés particular mío, que haya mucha o poca luz en el escenario. Es como consecuencia de cada proceso".

Para Juegos mecánicos, el director convocó a tres actores (Pilar Roselló, Miguel Montedónico y Sofía Espinosa) sin el texto empezado: sólo tres ejes temáticos para iniciar una investigación conjunta: la santidad, el horror y la ilusión. "Siguiendo estas líneas, los actores compusieron sus personajes basándose en material personal. En paralelo y durante los ensayos se desarrolló la dramaturgia, el vestuario de Pablo Auliso y la banda sonora de Nicolás Rodríguez Mieres", señala Nieto.

La obra va los miércoles y jueves, hasta el 23 de junio, siempre a las 21.00, en Soriano 914. El espectáculo dura 90 minutos, y está recomendado mayores de 15 años. "Quisiéramos hacer un montón de funciones, todas las que se pueda. Es un equipo de ocho personas trabajando mucho tiempo para que esto salga adelante. Ahora tenemos marcadas ocho funciones, pero la idea es poder continuar, y este mismo año hacer por lo menos ocho más". Entradas en TickAntel y la sala, a $ 250.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)