OBRA

Noelia Campo, el teatro y una televisión creativa

La actriz estrena obra y se prepara para la pantalla chica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Comedia: Noelia Campo estrena hoy "El tiempo que nos queda". Foto: A. Perischetti

Me gustó mucho de esta obra, la primera vez que la leí, cómo se manejan los vínculos entre los personajes", dice Noelia Campo sobre El tiempo que nos queda, de Alejandro Gayvoronsky, que con dirección de Ramiro Perdomo se estrena hoy en la sala chica del Solís.

Comedia negra sobre un matrimonio en crisis, está armada sobre un cuarteto de actores, que completan Sergio Pereira, Adriana Do Reis y Álvaro Pozzolo. Dará desde esta noche seis funciones en la Sala Zavala Muniz, los martes y miércoles a las 20:30. Tickantel, $ 380. "Son pocas funciones, aunque capaz que después la podemos hacer en otro teatro, aunque eso todavía no es seguro", dice la actriz y comunicadora.

Una pareja enfrenta un día difícil: es el día que deciden separarse. Pero justo llega, a la hora del almuerzo, la hermana menor de ella y el hermano de él, que acaba de salir de la cárcel. En ese ambiente tenso, en el que las cosas todavía no han sido dichas, van aflorando asuntos de fondo. "Se van tocando temas que tienen que ver con las adicciones, con el abuso, todo en tono de tragicomedia, todo tratado desde el humor. Pero tiene una parte reflexiva importante, sobre temas que a veces atormentan a las familias", adelanta Campo su nuevo proyecto escénico.

"En esta obra se manejan muy bien las sutilezas entre los personajes, que ninguno de los cuatro tiene una vida fácil. Para mí siempre es nuevo porque el teatro tiene eso: muchas veces trabajás con un equipo diferente. Es la primera vez que trabajo con Ramiro Perdomo, que tiene una forma de dirigir muy propia: el texto es como naturalista, y él lo pasó para otro registro, y me parece que ahí ganó mucho, sobre todo en la parte de humor", señala la actriz, que si bien es más conocida como conductora de televisión, cuenta con una buena carrera en teatro, que incluye el Premio Florencio a Mejor Actriz por Perdidos en Yonkers, en 2012.

La intérprete comentó que para este año no tiene otros proyectos de teatro. "Puede agarrar El tiempo que nos queda porque justo estrenaba antes de que arrancara mi programa en vivo todas las noches, Después vemos, con Jorge Temponi. Después me tengo que dedicar al programa, que me lleva muchas horas, y además a mi vida familiar. El programa me lleva muchas horas de trabajo, porque somos un equipo bastante chico para ser un programa diario. Es decir, para la cantidad de gente que se precisa en ese programa, somos muy pocos".

"Es una dinámica bastante intensa, que son seis meses al año. Es algo que me gusta mucho, un programa que disfruto hacer. Es un programa que sale de nosotros. La mayoría de las ideas salen del equipo, y trabajamos mucho para hacer cosas distintas, que a la gente le pueda atrapar desde otro lugar. Eso me enorgullece del programa: que sea armado completamente por nosotros", afirma Campo.

Después vemos, por TV Ciudad, arrancará el lunes 8 de mayo, e irá de lunes a viernes, desde las 22.00 a las 23.00. "El perfil es un programa de entretenimiento para toda la familia, como ya lo hicimos el año pasado, que involucra al público en algún espacio. Vamos a seguir teniendo entrevistas, humor, móviles. Y va a haber una parte que tiene que ver con cuentos, con poesía", cuenta Campo. "Yo trabajé tres meses en Canal 4 cuando arranqué a los 20 años, pero después trabajé toda mi vida en Canal 10. Sobre todo en Va por vos, con el que estuve 14 años. Y lo que me encanta de trabajar en TV Ciudad, es que el equipo tiene una vocación muy grande: se apasionan por lo que hacen, y buscan hacerlo de la mejor forma posible. Y cuando surge alguna idea, nunca te dicen que no. Es un placer trabajar ahí, porque a mí me gusta hacer las cosas de esa manera", explica la solvente actriz.

Campo reconoce que en la televisión privada está un poco más limitada la creación propia. "La expresión propia sí, está un poco limitada. Capaz que porque las ideas que teníamos nosotros no eran tan comerciales, o no eran lo que el canal quería hacer de su programación. Por otro lado, Va por vos hasta nosotros pensábamos que ya no tenía razón de ser. Con Youtube y todo eso, no podía seguir teniendo ese formato. Y propusimos otro montón de cosas, que nunca tuvieron lugar. Entonces, llega un momento que termina cayendo por su propio peso. Eso fue un poco lo que pasó", reflexiona la conductora televisiva.

La intérprete, formada en la Escuela de Acción Teatral Alambique, reconoce que en los escenarios le ha tocado trabajar con destacados directores, hecho que de algún modo le ayudó a ser más considerada. "Tuve la suerte de empezar con directores y actores que tenían un peso dentro del teatro, referentes, gente de talento. Y me parece que eso ya me ponía en otro lugar: como que si estaba junto a ellos, algo estaría haciendo bien. Tampoco fue que yo venía de la televisión y me puse a actuar. Yo estudié las dos carreras a la vez, Comunicación y actuación. Y creo que eso, dentro del ambiente teatral, es algo que se valora. Claro que cuando no tienen mucha idea de tu historia, desconfían. Pero siempre trabajé con gente que tenía un lugar importante en el teatro, y eso creo que me ayudó muchísimo, a no tener esa carga de la de la tele, que quiere actuar.", remata.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados