CRÍTICA

"Naturaleza trans": la cultura trans cuenta su historia menos conocida en el Teatro Solís

En Sala Zavala Muniz se está dando este singular montaje de Marianella Morena, que da la palabra a personas trans para mostrar una realidad

Naturaleza Trans
Nicole Casaravilla, en Naturaleza trans. Foto: Santiago Bouzas

En Sala Zavala Muniz, una obra de teatro inusual, bien al estilo de la creadora escénica Marianella Morena. En escena, tres personas trans cuentan historias y situaciones de sus vidas. No son actores profesionales, y lo hacen mezclando algo de baile y elementos rituales, en un marco teatral también fuera de lo común. Es Naturaleza trans, espectáculo que nació cerca de la ciudad de Rivera, a través de una iniciativa que busca darle la palabra a sectores sociales vulnerables.

Morena tiene la capacidad de usar siempre el espacio escénico de un modo distinto. En este caso, se alambró el escenario, convirtiéndolo en una especie de gallinero. De hecho, 14 gallinas y un gallo participan de la representación, aportando sus sugestivos aspectos visuales, sus sonidos y sus movimientos y desplazamientos. El marco escénico es interesante, aunque poco cambiante.

Naturaleza trans
Naturaleza trans, en Sala Zavala Muniz. Foto: Santiago Bouzas

El formato del montaje también sale del trillo. La directora recibe al público en una instancia previa, en la que se distribuye una porción de comida para cada espectador. Quizá no sea el lugar más cómodo para un almuerzo, pero tiene el sentido simbólico de compartir el alimento. Y darle a la instancia un marco de cotidianidad. Como explica Morena, muchas veces la cultura trans se suele asociar a la noche, y por eso el espectáculo se hace a la hora del almuerzo. Es decir, el momento de la familia. Porque el objetivo es focalizar en las biografías de las personas trans, tratando de superar los lugares comunes.

Empieza la obra en sí, y cada intérprete va contando segmentos de su vida. Cuentan historias de sus familias, de todo lo que tuvieron que batallar para poder afirmarse en sus identidades. Hay historias tristes, de pobreza. De violencia doméstica, en el marco de la frontera con Brasil. Hablan de la soledad, pero también de los vínculos de afecto y amistad. Desfilan todo tipo de anécdotas, desde las más crudas hasta las mínimas, pero bien representativas. Hablan de los cambios físicos, los fármacos, de la prostitución. La cantidad de temas por los que se pasa es enorme, describiendo una realidad compleja, con sus muchas caras.

Naturaleza trans
Naturaleza trans, bajo dirección de Marianella Morena. Foto: Santiago Bouzas

Son relatos francos, frescos, directos. Que dejan en el espectador la experiencia de pasar a conocer bastante de esas tres realidades, y de conocer más sobre la cultura trans en Uruguay. Y de la realidad social de toda una vida que ocurre lejos de Montevideo. La presencia del portuñol, por ejemplo, es uno de los aspectos más interesantes del conjunto.

En el terreno de la forma artística, Morena infiere al montaje bastantes elementos para darle singularidad, y hacerlo cambiante y hasta ameno. Los segmentos de relatos son bien fragmentados y bien compaginados. Hay momentos de interacción con el público, y espacios para la broma, y la desdramatización. Y también recitado, donde la puesta cobra un tono más poético. A eso suman bailes y coreografías sencillas, jugando mucho con el elemento del rezo, el ritual, y también su contracara, o su parodia. Lógicamente, la obra toma un sentido de denuncia, de protesta, ante la realidad institucional y el contexto social que una persona trans muchas veces tiene que enfrentar. 

Con materiales que tienen ribetes del teatro documental y del biodrama, Morena construye una obra honesta. Que está lejos de ser su mejor trabajo escénico, pero que justifica ampliamente su presencia en la cartelera. Naturaleza trans es para esos espectadores que buscan cosas poco comunes para ver. Y para espectadores socialmente comprometidos. Como espectáculo en sí, tiene menos interés que como experiencia teatral. La puesta culmina con un festejo al que se suma parte del público. Es un buen síntoma que una obra de esta índole se esté dando en una gran sala oficial como es el Teatro Solís. 

ficha técnica

Naturaleza trans [***]

Dramaturgia y dirección: Marianella Morena. Intérpretes: Alisson Sánchez, Nicole Casaravilla, Victoria Pereira. Asistente de dirección y actor: Agustín Urrutia. Asistencia técnica: Juan Pablo Viera. Diseño de espacio y luces: Leticia Martínez. Co-producción: Campo Abierto. Producción ejecutiva: Lucía Etcheverry. Funciones: mañana viernes, sábado y domingo, 13.30. Entradas, en Tickantel, a $ 500.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados