SE ESTRENA MONÓLOGO

Una mujer de la modernidad en un escenario teatral

Gabriela Iribarren será Simone de Beauvoir en el Solís.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gabriela Iribarren en la piel de la filósofa francesa. Foto: Alejandro Persichetti

Mañana, se estrena Simone/Mujer/Partida, un monólogo de Gabriela Iribarren en el que aborda la figura de la escritora y filósofa francesa Simone de Beauvoir (1908-1986), feminista y defensora de los derechos humanos, cuyo pensamiento busca ser objeto de reflexión para el presente. El proyecto lo lanzó la directora, María Dodera, quien en diciembre convocó a la actriz, para trabajar sobre el monólogo de De Beauvoir, La mujer rota. El resultado quedará a la vista a partir del mañana, en la Sala Delmira Agustini, del Solís, donde dará cuatro funciones hasta el viernes, retomando luego los primeros días de agosto, del martes 1° al viernes 4, siempre a las 20.00. Entradas en Tickantel y la sala, a 400 pesos.

"Yo le dije a Dodera que me encantaba el tema, la idea del espectáculo, pero más que en ese monólogo, sería interesante centrarnos en ella, como personaje. A María le encantó, y trabajos de llevar el trabajo hacia un encuentro con Simone de Beauvoir", cuenta Iribarren, quien viene de lucirse en el desempeño en solitario en escena, con el monólogo De algún tiempo a esta parte, obra ubicada en tiempo de entreguerras, sobre texto de Max Aub.

En un código de actuación que incluye al espectador y su proximidad, se irán alternando aspectos biográficos de la pensadora francesa, y su reflexión social, con énfasis en temas como lo femenino, la muerte, la felicidad. "El espectáculo que vamos a presentar trabaja mucho con la palabra de Simone de Beauvoir, con su voz, pero también con la de María como directora, y la mía", adelanta Iribarren, que trabajará el escenario como un espacio no convencional, con una distribución del público poco frecuente.

El escritorio, los libros, los discos, las fotos de la filósofa, tendrán como marco los ventanales de la sala, jugando el montaje a confundir Montevideo y París, a través de un diseño gráfico en mapping. "En ese mundo, Simone va a estar recibiendo a la gente, y buscamos que haya algo muy íntimo con el público. También hay un recorrido musical, que tiene que ver con la narración de la historia", detalla la intérprete, que trabaja con Rafael Massa en la ambientación sonora y Pablo Sánchez en el diseño de sonido.

"Vengo de hacer monólogos, creo que después de éste, por un tiempo voy a parar. Es un trabajo muy arduo sostener un espectáculo, durante una hora y pico, sobre un solo actor. Eso requiere un trabajo pormenorizado, de todos los resortes expresivos, y de cómo te vinculás con el público. Uno siempre le asigna al espectador distintos roles: en este caso, por más que son 120 localidades, vamos a intentar establecer una comunicación real, como de persona a persona", reflexiona la actriz.

"El primer impacto, al leer hoy a Simone de Beauvoir, es que su voz está viva, es una voz que te habla, que está en el presente. O sea que su propósito como escritor, creo que lo logró. Y una voz muy universal: si bien desde los años 40 hasta hoy se ha avanzado mucho en las cuestiones de género, todavía queda mucho por lograr", afirma Iribarren.

También excelente comediante, la actriz ha intrepretado todo un mundo de personajes, desde los más reflexivos a los más alocados. "En el humor, los personajes pueden ser distintos. La comedia, para generar humor, y crítica, alude a los estereotipos, que surgen de la realidad. Porque hay comportamiento estereotipados en nosotros, en los hombres y en las mujeres", remata la notable intérprete.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)