Dos opciones: “Mi amigo el monstruo” y “Señor M.”

Monstruos que son buenos amigos

Hace tiempo que los tradicionales y terroríficos relatos para niños han sido puestos en entredicho, y que las brujas y monstruos de los cuentos infantiles muestran una contracara mucho más simpática.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Señor M." presenta un monstruo divertido y un gran trabajo de efectos digitales.

Dos ejemplos de ello se pueden ver en estos días en la cartelera de espectáculos: por un lado, Mi amigo el monstruo, en El Tinglado, y, por otro, Señor M, en El Galpón.

La primera, de Francisco Bentancor, ya se había visto una década atrás y ahora llega en nueva versión, con el elenco conformado por Nicolás Pereyra, Tamara Lezcano, Carina Méndez, Fernando Imperial, Charly Álvarez y Federico Rey, este último en el papel de Humberto, el monstruo.

Apostando a la ternura y a la diversión por parte iguales, la obra puede andar bien incluso para niños muy chicos, de tres años en adelante. Cuenta las aventuras y desventuras de Urbano (Pereyra) y Victoria (Lezcano), niños que descubren en un depósito abandonado a un monstruo bebé perdido, que no sabe cómo volver a su casa. Juntos buscan encontrar el camino a casa, mientras aprenden a ser amigos sin tener en cuenta sus diferencias. Claro que las cosas nunca son fáciles: tendrán que escapar del malvado doctor Maquiavelo (Charly Álvarez), su robot Spectrum (Fernando Imperial) y la agente secreta K-17 (Carina Méndez), que quieren capturar al monstruo indefenso y utilizarlo para conquistar el mundo.

"La obra en sí misma es el relato de la niñez de Urbano, personaje que tanto en edad adulta como en su niñez interpreta el mismo actor. Y nos lleva al Uruguay de finales de la década del 40. Lograr la mezcla exacta entre la recreación de época y la fantasía, fue el reto mayor que tuvo que llevar adelante nuestra vestuarista, además de la creación de Humberto, este pequeño monstruo que busca despertar la ternura y enseñarnos que no hay que tomar en cuenta las apariencias al momento de conocer a otro y abrir nuestros corazones a la experiencia de hacer amigos", explicó a El País Ignacio Novo, director del espectáculo.

Al igual que Señor M, Mi amigo el monstruo apela a un conjunto de recursos escénicos para mantener en vilo al espectador, destacando el trabajo audiovisual de Mikaela Chocho. Las coreografías de Fernando Imperial con la música y letras de las canciones de Agustín Ferreyra, buscan aportar más elementos para entretener, alternando humor y diversión. La obra va diariamente a las 15 horas en El Tinglado (Colonia 2035, teléfono 2408 5362).

No muy lejos de allí, en El Galpón, también todos los días, se está dando Señor M, una obrita interesante, escrita y dirigida por Damián Barrera. El miedo a los monstruos encuentra en ella el revés del asunto, cuando la protagonista se da cuenta que ese animal extraño que aparece en su vida puede darle también mucha diversión. El espectáculo, que se está presentando en la Sala Cero, tiene un elaborado trabajo audiovisual, que mezcla muy bien las escenas en vivo con las imágenes digitales, logrando efectos asombrosos. La trama, sencilla y encantadora, colabora con el eficaz resultado de esta obra, que también puede ser disfrutada por niños de poca edad. Va todos los días de las vacaciones de invierno, en doble horario, a las 15 horas y a las 17 horas. Las localidades valen $ 300.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados