TEATRO

Monólogos femeninos y con condimentos varios

Con la obra 1975 se abre hoy el ciclo Ellas en la Delmira.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"1975" ganó el Premio Florencio 2015 al mejor texto de autor nacional. Foto: Difusión

La actriz Laura Almirón será la primera en salir a escena en la sala más pequeña que tiene el Teatro Solís, la Delmira Agustini, en el ciclo de monólogos femeninos que se enmarca en las actividades de marzo, considerado el mes de la mujer. Esta noche reestrena el unipersonal 1975 con texto y dirección de Sandra Massera, para dejar inaugurada formalmente esta seguidilla de puestas en escena que se agrupa en el título Ellas en la Delmira.

Esta dramaturgia de Massera, ganadora del Premio Florencio 2015 al mejor texto de un autor nacional, nació a partir de un texto presentado para ser parte del espectáculo porteño Idéntico, 10 años de Teatro por la Identidad organizado por la asociación de Abuelas de Plaza de Mayo. Cuenta la historia de Teresa, una mujer que ha cargado con la desaparición de su hermano, relación que se aborda a lo largo del monólogo que sostiene Almirón y que le ha valido de buenas críticas.

1975 va hoy y mañana a las 20.30 y este domingo a las 18.30 (solamente), y las entradas están en venta en Tickantel y boleterías del Solís a 280 pesos.

Y es solo el primer bloque de este ciclo que tiene como objetivo presentar a un grupo de creadoras que están teniendo cada vez más presencia en la escena local, teniendo en cuenta diferentes aspectos de su propuesta, para a partir de eso celebrar a la mujer uruguaya mediante monólogos de otras mujeres uruguayas.

Ellas en la Delmira seguirá el fin de semana siguiente con Parada Olivera, monólogo escrito y ejecutado por Analía Torres (la dirige Yamandú Fumero) que fue estrenado el año pasado en el Centro Cultural de España, y estará en cartel el viernes 10 y sábado 11 a las 20.30, y domingo 12 a las 18.30 (el precio de 280 pesos se mantiene para todo el ciclo).

El título del unipersonal remite a un remoto lugar del departamento de Soriano en el que nació el personaje central, una prostituta, que en la obra se divide entre el recuerdo de su pasado y su lugar de origen, y un presente muy diferente que transcurre en la ciudad.

Y del 17 al 19 de marzo inclusive estará en la Delmira Agustini (en los mismos horarios que las otras dos obras) el último monólogo femenino del mes, Música de fiambrería, escrito e interpretado por Lucía Trentini, ganadora del Florencio a revelación por este espectáculo de corte policial.

Este unipersonal es dirigido por Diego Arbelo y pone en juego tres historias de tres mujeres diferentes, que se conectan por un crimen pasional. Se define a sí mismo como un poema en escena o recital contemporáneo, singular cualidad que le ha permitido recorrer varios escenarios del país y llegar incluso a Barcelona.

Es un buen cierre para este ciclo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)