desde brasil

Monólogo que convierte la política en poesía

Desde esta noche se presenta en Sala Verdi, Soledad, sobre la vida de Soledad Barrett

Hilda Torres
Hilda Torres, en el rol de Soledad Barrett. Foto: Difusión

Desde esta noche y por dos funciones, Sala Verdi recibe Soledad, monólogo teatral interpretada por la actriz pernambucana Hilda Torres, bajo dirección de Malú Bazán, quien nació en Argentina pero se radicó de china en Brasil. Ambas estuvieron a cargo de la dramaturgia del espectáculo, que lleva al escenario la vida de Soledad Barrett Viedma (1945-1973), militante política paraguaya, nieta de Rafael Barrett, figura destacada de la literatura paraguaya a principios del siglo XX, famoso por que encendidos alegatos político filosóficos a favor del anarquismo. Soledad La tierra es fuego bajo nuestros pies se presenta hoy martes 20 y mañana a las 21.00 en Sala Verdi (Soriano 914). Entradas en Tickantel, a $ 400.

Soledad Barrett es, entonces, descendiente de una familia dedicada a la lucha política, y ella misma una heredera de esa militancia, que desarrolló en América Latina, y luego concretamente en Brasil. En Recife llevó adelante una actividad social libertaria, que el espectáculo no evoca simplemente con carácter memorialista, sino buscando trazar también una analogía entre el pasado y el presente.

El proyecto nació en enero de 2015, y tuvo como punto de partida el libro del escritor pernambucano Urariano Mota, Soledad no Recife. Luego la dramaturgia fue creciendo, a través de una investigación que incluye músicas de la época, poesías, cartas, entrevistas y documentos.

En ese entramado de textos históricos y fuentes directas, se incluye además un texto de Rafael Barrett, escrito en 1904, que da cuenta de una militancia de familia que atravesó varias generaciones. A su vez, la artista plástica, música y compositora, Ñasaindy Araújo Barrett (hija de Soledad Barrett), se unió al proyecto, cediendo una de sus composiciones para la banda sonora del espectáculo. También se sumó al proyecto Ivich Barrett, nieta de Soledad, quien trabajó en el folleto virtual del espectáculo.

La vida de la figura evocada está repleta de episodios con ribetes de aventura. Nacida en Paraguay en 1945, a los 17 años fue secuestrada por un grupo de neonazis, que le marcan la esvástica en el cuerpo. Luego vinieron sus años de estudio en la antigua Unión Soviética (U.R.S.S) y en 1967 fue a entrenarse en Cuba, donde continuó una lucha política que luego llevaría a otras geografías.
Esa atrapante historia también fue parte del libro La vida es tempestad, que el año pasado publicó Virginia Martínez en Banda Oriental, donde relata y analiza la historia de la familia Barrett. “Hablar sobre Soledad es trazar un camino de poesía dónde el dolor y la alegría están juntos, siguiendo en marcha para alcanzar ideales libertadores. Hablar sobre Soledad es hablar de un pedazo de todos nosotros”, sintetiza Hilda Torres sobre el sentido de este montaje, que desde esta noche se presenta ante el público uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º