El ojo de la cerradura combina música, teatro y danza

Una mezcla para entretener a todos

No sólo los espacios convencionales tienen propuestas para estas dos semanas de vacaciones. En Portones Shopping hay una obra que se estrenó el pasado fin de semana y estará en cartel hasta el siguiente: la versátil El ojo de la cerradura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tres disciplinas coexisten en el escenario para divertir a los niños en estas vacaciones.

Este espectáculo de 45 minutos de duración, recomendado para chicos entre 2 y 8 años y montado por el Colectivo NAAN, tiene como argumento la convivencia cotidiana entre vecinos, que varía a partir de la inesperada llegada de una nueva habitante a la ciudad.

El ojo de la cerradura ofrece un montaje muy abarcativo, que involucra música en vivo con danza y teatro, además de una escenografía fuertemente colorida, un atractivo fundamental para el público infantil. Tiene funciones de martes a domingos a las 15.00, mientras que el sábado 11 agrega otra función a las 17 y el viernes 10 habrá una función especial a las 19. Las entradas cuestan 250 pesos, y además hay precios promocionales para grupos integrados por más de 20 personas.

Ana Oliver, Lucía Severino, Natalia Burgueño y Pablo Oliver son los intérpretes de esta obra, que se desarrolla hace tres años y que ha sido invitada a participar de distintos festivales y programas culturales.

Para Severino, directora musical y una de las responsables de la dramaturgia, lo que más disfruta el equipo a la hora de realizarla es fácil de resumir: "Lo espontáneo y la unión de lenguajes, como son el teatro, la danza y la música. También lo absurdo y la posibilidad de participar", dice a El País.

Por otra parte, con la experiencia de años anteriores —en la que destaca una gira por Canelones el año pasado— y la semana que ya lleva El ojo de la cerradura en cartel, opina que lo que más atrae a los niños es la posibilidad de "seguir una lógica que tiene que ver mucho con su mundo y sus códigos".

"Creo que se sienten identificados con la temática de la convivencia, el juego compartido, el curiosear al otro y el compartir. Parte de lo cotidiano hacia lo poético y eso los acerca", señala Severino, quien también es música, cantante y actriz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados