pesquisa escénica

Martín Inthamoussú y un montaje de danza sobre el país de la carne

En el Auditorio Sodre, los miércoles y jueves, se está presentando Variaciones sobre la carne

Variaciones sobre la carne
Variaciones sobre la carne, con Gonzalo Decuadro y Martín Inthamoussú. Foto: Mauro Martella

En Sala Balzo del Sodre se está presentando Variaciones de la carne, un espectáculo de danza inspirado en un proyecto de investigación académica de la Universidad de la República. Seis intérpretes en escena (entre ellos Andrea Salazar y Gonzalo Decuadro), y otros tantos músicos en vivo, animan este trabajo que cuenta con dirección musical de Nicolás Arnicho y coreografía y dirección general de Martín Inthamoussú. Va hasta el jueves 25, los miércoles y jueves a las 21.00 y las entradas se venden en Tickantel, a $ 400.

La propuesta reunió a integrantes del Instituto de Psicología Social, buscando articular conceptos y reflexiones teóricas, para luego ser llevadas a la coreografía y al cuerpo de los bailarines. El proyecto académico Variaciones de la carne indagó sobre cuál es y ha sido el rol que ha jugado la muerte masiva de bovinos en la configuración del Estado uruguayo, y su relación con los modos de composición de su sociedad. Desde esa base investigativa se edificó esta obra que implica una novedosa colaboración entre artes escénicas y la investigación social.

“A lo largo de la creación de la obra se generaron varias instancias con el equipo de investigación de asesoramiento conceptual, que propiciaron el intercambio entre integrantes de la compañía y el equipo de investigación”, explicó Inthamoussú, responsable de la dirección escénica del texto resultante, en fuerte diálogo con los aspectos musicales. “Cuando tuve en mis manos el guion, pudimos llevar adelante una composición en base a las variaciones propuestas por el equipo, y fuimos trasladando estos conceptos de consumo de la carne, al consumo del cuerpo en escena por parte del público”, señala el bailarín y coreógrafo, quien se apoyó también en el trabajo de iluminación de Martín Rodríguez.

“La coreografía, entonces, es muy física, y lleva a los intérpretes al extremo, para desde ahí construir un relato no lineal del cuerpo y sus variaciones”, indica Inthamoussú.

“Además, una de las variaciones habla del disciplinamiento del cuerpo, y ahí me interesó que aparezca la palabra como instructora, como parte de la instalación de un modelo hegemónico del cuerpo. Recurrí a un fragmento breve de un texto de Mariana Percovich titulado La Prudente, que me había escrito hace unos años para otra creación”, agrega el creador.

“Una vez que entrego un texto, le doy total libertad a las direcciones para que lo usen como material. Lo único que espero que se mantenga el dar voz a las mujeres, que es el centro de mi dramaturgia”, agregó por su parte Percovich, sobre este texto de ella que se desarrollará en escena.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)