ESTRENO DEL BNS

Riccetto vuelve a su rol de Tatiana, con el que ganó el Benois de la Danse

Desde mañana se presenta en el Auditorio Nacional Adela Reta Onegin, que ya vendió más de 13 mil entradas

María Noel Riccetto
María Noel Riccetto, en su penúltimo trabajo de su brillante carrera. Foto: Leonardo Mainé

Mañana a las 20.00 el BNS presenta su quinto y penúltimo título de la temporada: Onegin, que dará 10 funciones, hasta el domingo 6 de octubre. El título es bien significativo, entre otros aspectos, porque con esta obra, en el rol de Tatiana, la primera bailarina María Noel Riccetto conquistó en 2017 en premio Benois de la Danse. La artista participa en la función de mañana, en la del domingo 29, y en las del miércoles 2, viernes 4 y sábado 6 de octubre.

María Noel Riccetto
Riccetto, se prepara para Onegin. Foto: Leonardo Mainé

Son roles que son muy fuertes, y que a una la hacen vibrar, aunque suene a cliché. Estos son los tipos de ballet que a mí me gusta bailar. Estoy muy contenta de todo lo que se está dando a nivel personal con todos mis compañeros y las autoridades del Sodre. Desde que llegué me han dado un lugar maravilloso, por lo que estoy muy agradecida”, dijo María Noel Riccetto sobre este título, que cuenta con coreografía de John Cranko, sobre música de Tchaikovsky.

María Noel Riccetto
Riccetto junto a Igor Yebra. Foto: Leonardo Mainé

En el rol de Tatiana, en otro reparto, estará la bailarina uruguaya radicada en Atlanta Nadia Mara, quien llega a bailar al BNS como invitada, luego de una larga carrera de 14 años en el exterior. “Es muy lindo también tener a Nadie visitándonos, dado que nuestras carreras son similares. Ella seguirá bailando en Atlanta o en donde sea, pero la sensación que le va a dar pisar en escenario del Sodre va a ser única. Lo puedo asegurar. Yo quiero agradecer al público, que siempre nos apoya. Luego de este título me queda Manon, que es un ballet que yo he esperado toda mi carrera, y que lo esté dando al final, es increíble”, agregó Riccetto, quien a fin de año se retira, cerrando una trayectoria espectacular. 

María Noel Riccetto
Riccetto, en el rol de Tatiana. Foto: Carlos Villamayor

Igor Yebra, director del BNS, remarcó la variedad y calidad de bailarines que se verán en escena, según los distintos elencos. “En el rol de Tatiana, que es el principal, tenemos unos alicientes increíbles para el público. Por un lado el papel lo hace María Noel Riccetto, que es el rol con que ganó el premio Benois de la Danse, y si lo ganó fue por algo. Y creo que ahora nos va a dar una interpretación todavía mucho más emocionante. Ya en las salas de ensayo me pude percatar de todo lo que está ocurriendo por su cabeza. Por otro lado, ese papel lo hará Nadia Mara, una bailarina uruguaya, formada en las Escuelas de Formación Artística del Sodre, que lleva 14 años trabajando en el Ballet de Atlanta. Y creo que nos va a dar una Tatiana totalmente diferente pero igual maravillosa. A ella este título está causándole muchas emociones: para ella poder bailar por primera vez aquí es algo muy removedor a nivel artístico y sensitivo”, señaló Yebra, quien señaló que la presencia de Mara en la compañía “no es buscar una sustitución de María Noel Riccetto, porque eso es imposible”.

Ricceto
Riccetto, en su premiado rol de Tatiana. Foto: BNS

El director del BNS focalizó también en la importancia de otra pieza de la compañía: “En ese rol de Tatiana también tenemos a Mel Oliveira, una bailarina joven que afronta por primera vez al rol y nos va a aportar esa frescura e inocencia, que el papel también tiene. Para el amante del ballet, las tres son interesantes de ver, porque cada una te aporta una cosa totalmente diferente. Y también pasa eso con los bailarines varones, en el rol de Onegin. Pero en el rol de Tatiana está más remarcado porque cada una de las bailarinas está en un momento distinto de la carrera”.

Yebra destacó la belleza del decorado en Onegin, aunque también aclaró que el foco del espectáculo no está allí. “La escenografía y el vestuario vienen del Teatro Municipal de Chile, un teatro con el cual esperamos tener mayor relación en el futuro. Y lo que se va a ver es un ballet clásico, en toda regla, el mismo tipo de escenografía y vestuario que uno se puede encontrar en un ballet como Lago de los Cisnes. Acá hay un momento de campesinos, pero también hay una solemnidad de trajes, de salón. Pero lo que cuenta aquí no es venir a ver la escenografía y el vestuario, como en otros ballets, como La viuda alegre, sino la intensidad y la profundidad que tiene este ballet a nivel interpretativo”. 

Igor Yebra
Igor Yebra, director del BNS. Foto: Francisco Flores

En ese aspecto, Onegin es un ballet que tiene al bailarín y a la compañía como protagonistas absolutos. ““Acá lo remarcable es ver las interpretaciones de los bailarines. Los cuatro roles principales, que son Onegin, Tatiana, Olga y Lensky. Son personajes de una composición increíble, y eso también tiene que ver con que la obra viene de un libro de Alexander Pushkin, ni más ni menos. Y eso se hace notar”. 

John Canko (1927-1973), notable artista sudafricano, dividió su carrera entre el Sadler’s Wells Ballet (que posteriormente se convertiría en el Royal Ballet, de Londres) y el Ballet de Stuttgart, que dirigió entre 1961 y su muerte temprana. “Hay coreógrafos que son de pequeñas piezas. Hay coreógrafos que son de ballets técnicos, y otros que son de ballets interpretativos. Cranko es un artista que resaltaba en estos grandes ballets, y con historias interpretativas importantes. Hoy es difícil encontrar coreógrafos que sean capaces de hacer este tipo de obras”, puntualiza Yebra.

Nadia Mara
Nadia Mara, protagonizará Onegin. Foto: Leonardo Mainé

“Como concepción coreográfica, Onegin está muy bien estructurado. Temáticamente, las historias se repiten a lo largo de la literatura. Cambian los nombres, cambian los trajes, pero en el fondo los temas se repiten. Onegin es una historia de amores y rechazos, y por eso siempre el público vuelve a este tipo de ballet”, remata Yebra.

El título, que ya ha vendido 13.230 entradas, sube a escena en el Auditorio Adela Reta, acompañado por la Ossodre. Tickantel, de $ 950 a $ 60. La función del 1º de octubre se a beneficio de la ONG Techo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)