ENTREVISTA

María Noel Riccetto: "La etapa que viene ahora tiene que ver con transmitir lo que he aprendido"

Ayer en conferencia de prensa del Sodre, la primera bailarina anunció oficialmente su retiro. Luego, en entrevista con El País, habló del pasado, presente y futuro de su carrera

María Noel Riccetto
María Noel Riccetto, en un día especial. Foto: Darwin Borrelli

Ayer fue un día especial para el ballet uruguayo. María Noel Riccetto anunció oficialmente su retiro del BNS, que tendrá lugar a fin de año. Lo hizo en una conferencia de prensa en el Auditorio Sodre, donde se comunicó que la bailarina planifica participar todavía en cuatro títulos: La Sílfide, Noche francesa, Onegin y Manón. También Riccetto dará una gira por el Interior, que será del 22 de julio al 11 de agosto, aunque las ciudades están aún a confirmar.La semana pasada, el Sodre había lanzado un comunicado que adelantaba el asunto.

Tomé la decisión muy en paz. Creo que si uno no suelta, no se puede agarrar a otras cosas. Y tengo muchas ganas de hacer otras cosas también. Tengo 39 años, y tengo una lesión que no es grave, pero uno se va dando cuenta que el cuerpo ya no es el de los 20 años. Tengo varios proyectos para el año que viene, entre ellos dedicarme a mi escuela”, explicó la primera bailarina, visiblemente emocionada.

Quiero tener tiempo. Acá entro a las ocho de la mañana y salgo a las cinco de la tarde”, agregó, sin descartar la idea de apostar a ser madre. “Si eso está en mis cartas no quiero desaprovecharlo. Aunque no estoy embarazada, aclaro”, dijo con humor.

María Noel Riccetto
María Noel Riccetto, visiblemente emocionada. Foto: Darwin Borrelli

-¿Cómo fue la lesión que te hiciste?

-Eso es algo que tengo en el tobillo, unos edemas óseos, que en realidad eso ya lo venía acarreando. Y en el ensayo general de Cascanueces forcé un pie. Y después de un mes de vacaciones el dolor no se me iba. Y ahí empecé a ver médicos, y está trabajando conmigo todo un equipo, de fisioterapeuta, traumatólogo, acupuntura y personal trainer. Espero llegar bien a La Sílfide.

-¿Esa lesión incidió directamente sobre tu decisión de dejar el BNS?

-No, no. Indudablemente la lesión es el resultado de no haber parado durante tantos años. Esta lesión se da por sobrecarga. Y es dolorosa, aunque a esta altura ya no hay peligro de que pase a ser algo peor. 

-Muchos bailarines de ballet cuando se retiran pasan a hacer danza contemporánea. ¿Está en tus planes?

-No, por ahora no. Necesito como un año para mí, para estar tranquila, y para hacer lo que tenga ganas de hacer.

-También muchos bailarines retirados se pasan a coreógrafos.

-No, no tengo interés. Es más, no creo que sea buena para eso. Después de haber estado en cierto nivel en algo, creo que ahora la cosa tiene que ir por otro lado. Ayudar a un coreógrafo, sí. Pero yo coreografiar, no. Creo que no tengo ese talento.

Maria Noel Riccetto
María Noel Riccetto. Foto: Darwin Borrelli

-¿Bailarías como bailarina contratada por el BNS?

-Ahora si me lo preguntás, no. No, ahora quiero dejar. Y un poquito más adelante, significaría tener que ponerme en forma otra vez. Me parece que no.

-¿Qué te dijo tu familia cuando les dijiste que te ibas del BNS?

-Ellos me apoyan mucho. En mi casa, y mis amigos, han sido los primeros que en momentos así me han dicho ‘dejá, ya está’. Y es una decisión que la vengo craneando desde hace dos años. De a poco venía haciéndome a la idea, y el momento tenía que llegar.

-Siempre decís que querés apostar fuerte a tu escuela de danza. Más allá de lo económico, ¿qué significa eso para ti?

-Sí, el aspecto económico es importante, pero también es importante abrirle las puertas a todo el que quiera bailar. Aunque esa persona no tenga la mirada puesta en lo profesional exclusivamente. Y ahora empecé con un programa de danza inclusiva también. Y quiero vincularme con otras escuelas, y con la Fundación Julio Bocca en Buenos Aires. La etapa que viene ahora tiene que ver con transmitir lo que he aprendido. Compartir la experiencia que tengo, poca o mucha. Ya sea en mi academia, en otra escuela, viajando, en el BNS. Estoy abierta a todo.

-Te vas a despedir en diciembre con “Manón”. ¿Qué significa para vos ese título?

-Es un ballet que siempre quise bailar. Es un ballet que era muy querido para mi madre. Tengo el recuerdo de verlo de chica con ella, en VHS, y nada: tiene los dúos más delicados y hermosos que he visto. Y la historia es desgarradora también. A mí me gustan hacer esas cosas dramáticas, y me encanta poder retirarme con eso.

María Noel Riccetto e Igor Yebra
María Noel Riccetto junto a Igor Yebra. Foto: Darwin Borrelli

-¿Te parece que la prensa uruguaya sobre ballet podría ser mejor?

-Sí, siempre hay lugar para mejorar. Me hace falta como mucho más: la crítica, el detalle. Igual creo que ha crecido enormemente. Creo que luego de faltar Washington Roldán hubo un hueco gigante, y eso fue hace muchos años. Recién ahora se está viendo un poco más de crítica, y no tanto una opinión de un show.

-¿Tus fans son a veces muy pesados?


-No, yo le contesto a todo el mundo, me saco fotos con el que me pide. Pero claro, hay un momento en que sí, que quiero irme a mi casa. Ya está. Pero de ahí a ser pesados, no. Siento un cariño enorme.

-¿Te gustaría una función de despedida en el Obelisco, como hizo Julio Bocca en 2007?

-No hay nada confirmado de nada. Por qué no el Obelisco. Sería una opción.

-¿Qué diferencia hay entre el American Ballet y el BNS?

-Primer mundo y Tercer mundo. Eso es lo real. Pero acá en el BNS se está trabajando con un profesionalismo, y ganas de seguir creciendo, de ir a más. Y de buscar esa excelencia, que Julio Bocca tanto embromaba.

-¿Te pusiste esa remera, que dice “Hi, see you later”, ¿fue a propósito para esta ocasión?

-No, me di cuenta de eso cuando salí de casa. Es cierto: see you later.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)