TEATRO

Madre e hijo en las redes sociales

El Galpón estrena mañana “Todo por culpa de ella”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bernardo Trías en una obra sobre distancias entre dos generaciones. Foto: A. Perischetti

Mañana en El Galpón se estrena Todo por culpa de ella, una obra que permitirá al público uruguayo tomar contacto con la dramaturgia de Andrei Ivanov. Con dirección de Graciela Escuder, quedará en cartel los sábados a las 20.30 y los domingo a las 19.30 en Sala Cero. Entradas en el propio teatro (Av. 18 de Julio 1618), a $ 300.

El autor es un joven bielorruso que llega gracias a la traducción de Alberto Guarnieri, quien ha volcado varios textos del ruso al teatro local. El espectáculo promete abarcar varios temas a través de un argumento que habla de actualidad. Una madre recurre a una jugada peligrosamente adictiva: crearse una identidad falsa en Internet para comunicarse con su hijo. Tras la muerte de su marido, la relación madre-hijo se agrava y desemboca en un callejón sin salida. El hijo adolescente odia a su madre, deseándole incluso la muerte. Ella, a su vez, acusa al hijo de todo lo que le ocurre, y cada intento de acercamiento entre ellos termina en una discusión. Las redes sociales se presentan como la última estrategia comunicacional y afectiva, y haciéndose pasar por una chica gótica buscará un camino hacia él.

La obra llega con múltiples premios en su haber, y entre los méritos que se subrayan está su actualidad y su singularidad para tocar temas como el de la soledad y la pérdida del respeto mutuo. Es que, además de hablar de la familia, la obra busca iluminar aspectos más amplios, que tiene que ver con la sociedad en su conjunto. La imposibilidad de hallar un lenguaje común entre las personas, y la incomprensión intergeneracional, son algunos de los asuntos en los que el autor hunde su reflexión.

El montaje cuenta con la escenografía y videos de Jorge Soto, y la música de Fernando Ulivi. En escena la acción la encarnan Mariana Trujillo como la madre, Cristian Amacoria como el hijo, acompañados por Bernardo Trías y Victoria González Natero. El vestuario es de Aída Sanz y las luces de Leonardo Hualde.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados