JULIO BOCCA

Un hasta luego que se hará sentir

El director artístico del BNS se tomó una licencia por un plazo que aún no está definido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Julio Bocca. Foto: D. Borrelli

El estreno de El lago de los Cisnes, el jueves, dejó fascinado al público. Pero este nuevo título del Ballet Nacional Sodre tuvo un trasfondo conflictivo que culminó con la decisión del maestro Julio Bocca, director artístico del cuerpo de baile, de tomar licencia por un plazo no definido.

"No se trata de un adiós, sino de un hasta luego", expresó ayer el maestro argentino en una carta a la opinión pública. Bocca adujo "razones personales" detrás de esa distancia que toma del cuerpo estable del Sodre.

"Se va de licencia por motivos personales, para tomar distancia y serenarse y vamos a ver qué resuelve al final", informó una fuente del Auditorio Nacional Adela Reta, y según trascendidos la razón de fondo es que se venían acumulando conflicto con un pequeño grupo de bailarines. "Algunos le faltaron el respeto el día del ensayo general, y fue la gotita de agua que desbordó su emoción", opinó esa fuente que prefirió el anonimato.

El incidente ocurrió el jueves durante el ensayo general de El lago de los cisnes cuando una bailarina le discutió una observación a Bocca, una falta gravísima según fuentes que conocen el protocolo del ballet. A raíz de eso, un grupo de bailarines, que ya habían hecho saber su molestia con ciertas conductas del director, le planteó a los maestros su molestia con la actitud de Bocca que consideraban incorrecta, según una fuente.

Informado de la situación, el día del estreno, Bocca convocó a una reunión de todo el cuerpo de baile en la que se refirió a la situación y leyó un mail sobre la disciplina que la prestigiosa coreógrafa brasileña Marcia Haydee, le escribió después de este episodio en concreto.

Según un participante de esa reunión, en el correo Haydee decía cosas como "si un bailarín te contesta así, tienes que echarlo" y que "si un bailarín no se siente cómodo con el director de su compañía, debe buscarse otra compañía porque la vida del bailarín es muy corta". Bocca, quien dijo que a él le habían enseñado así "con disciplina y rigor" le anunció a su equipo la decisión de retirarse por un tiempo.

El grupo que se opone a Bocca está integrado por unos nueve bailarines, dijo una fuente del Auditorio del Sodre. En esa reunión plantearon "que hay cosas que no eran negociables, como el maltrato hacia las personas: algunos bailarines explicaron que ellos también tienen derechos. Que por más que sea Julio, no nos podía maltratar", dijo una fuente del cuerpo de baile.

Ayer el otro medio centenar de bailarines que integran el cuerpo hicieron circular, para firmar, una petición para que Bocca permanezca en el cargo.

El bailarín argentino se limitó a su comunicado y desde su oficina se avisó que no iba a dar más declaraciones sobre el tema.

Apoyo del Sodre.

La consejera del Sodre, Hortensia Campanella dijo a El País que "hace años que oigo esas cosas. Puede haber algunos momentos en donde gana la tensión de un trabajo muy exigente, pero eso no es rispidez. El trabajo, en cualquier lugar que se haga con profesionalidad, y con mucha exigencia, puede provocar tensión. En todo caso: el director es apoyado cien por ciento por el Consejo directivo".

"Por razones personales, Bocca nos pidió una licencia", dijo la consejera. "No es que se retire. Y por supuesto que vamos a decir que sí. Todavía no está formalizado pero nos llegará por escrito y le daremos curso. Obviamente no le preguntamos qué razones personales eran, pero nos dijo que tenía necesidad de apartarse del día a día del Ballet".

Para Campanella, la relación de Bocca con el Sodre "está perfecta".

En su carta pública, Bocca aseguró que "durante los próximos meses Sofía Sajac estará al frente del Ballet Nacional del Sodre. Sofía ha sido mi mano derecha desde el inicio de esta gestión al frente del BNS y tengo en ella y en el resto del equipo la más absoluta confianza. Yo estaré además a la orden del equipo artístico de la compañía y del Consejo directivo del Sodre para lo que se necesite".

El bailarín agregó que durante el año en curso participará como director artístico de la gira internacional que llevará a la compañía a Colombia, Argentina y España.

Bocca, una de las grandes estrellas del ballet mundial, asumió en 2010 su cargo como director del Ballet Nacional del Sodre.

Durante su gestión consiguió una convocatoria única en la historia de la disciplina (sus puestas en escenas fueron vistas por más de medio millón de personas; ya están casi agotadas todas las funciones de El lago de los cisnes), además de dar espectáculos siempre elogiadísimos, conseguir prestigio internacional para el cuerpo y dignificar la profesión. Así, le dio una edad de oro inédita al ballet uruguayo.

"Hay, en el fondo, un desgaste de seis años", dijo la fuente vinculada al Auditorio. "Todo va acumulando y hay un momento donde hay que salir a tomar aire y ver cómo se sigue". Todo indica que llegó ese momento.

Lo que el BNS está preparando para este año.

Como es habitual, el Ballet Nacional Sodre siempre está pensando en el paso siguiente. En este caso, ya ha puesto a la venta las entradas para la Gala V, que se expenden en Tickantel, desde $ 810 a $ 160.

Esta gala consiste en la puesta en escena de tres obras: Paquita de Luis Ortigoza, Petite Mort de Jirí Kylián, y Gracias de la prestigiosa coreógrafa uruguaya Graciela Figueroa, título hecho para la compañía y que tendrá carácter de estreno mundial.

La nueva gala tiene previsto su estreno para el jueves 2 de junio, e irá hasta el 12 de ese mes.

La temporada sigue luego con Coppelia, que se presenta en el Programa Escuelas Rurales. En agosto subirá a escena Carmen, y para octubre el BNS prepara Onegin, con coreografía del destacado coreógrafo John Cranko.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados