teatro

En Londres y en el Teatro Solís a la vez

Mañana martes 27 arrancan las transmisiones desde el National Theatre con El joven Marx

El joven Marx
El joven Marx. Foto: Manuel Harlan

Desde mañana el Teatro Solís empezará a presentar transmisiones desde la escena británica. Esa novedad se suma a una línea de trabajo que comenzó con las temporadas de ópera del Metropolitan de Nueva York, y luego se complementaron con los ballets del Bolshoi de Moscú y la Comédie-Française. Las obras se dan con subtítulos y las entradas se venden en Tickantel, a $ 400.

Las dos primeras proyecciones son para público infantil, pero el proyecto puede ir a mucho más. Mañana a las 19.00 (siempre en la sala principal del Solís) se verá El joven Marx, que llega desde el National Theatre. Transmitido desde uno de los espacios escénicos más nuevos de Londres, el Teatro Bridge, Young Marx se desarrolla en la propia capital inglesa en la década de 1850, para presentar a un joven Karl Marx, a sus 32 años de edad. Pero la comedia de Richard Bean y Clive Coleman, que fue estrenada en octubre pasado, traza la semblanza de un joven intrigado, inquieto, ardiente, en la que el joven revolucionario es una mezcla de brillantez intelectual, ingenio satírico y cierto analfabetismo emocional infantil.

En el elenco, Rory Kinnear interpreta a Marx y Oliver Chris a Engels, desde una iniciativa que lleva adelante Nicholas Hytner y todo el equipo creativo de la exitosa comedia de Broadway y del West End de Londres, One Man, Two Guvnors. En la trama, acreedores, espías e ideologías políticas se entreveran con asuntos de matrimonio, seducciones, y celos intelectuales.

Luego, el miércoles a las 17.00 se proyectará Peter Pan, también del National Theatre. La obra es bastante fiel al clásico de James Matthew Barrie, aunque tiene asuntos sorpresivos, como que el Capitán Garfio sea interpretado por una mujer. El espectáculo promete una puesta en escena con mucha inventiva, vital y reconfortante, al tiempo que abre una reflexión sobre el tema del crecimiento.

Las transmisiones están teniendo buena respuesta del público, con un promedio de 400 espectadores por función. “Estos dos títulos son importantes producciones, en alta definición, manejan estéticas contemporáneas, y como para un público muy amplio. Lo que hacemos es utilizar algún espacio temporal en días en que las funciones de la noche ya estén montadas, para que estas proyecciones convivan con las producciones de nuestra temporada”, explicó a El País Daniela Bouret, directora del Solís.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)