A los 71 años, murió Daniel Rabinovich en Buenos Aires

Les Luthiers perdió ayer a uno de sus pilares

Daniel Rabinovich, el artista de mayor temperamento teatral en el laureado grupo de humor musical argentino Les Luthiers, murió ayer en Buenos Aires de una crisis cardíaca a los 71 años. El artista, con miles de seguidores entre el público uruguayo durante más de cuatro décadas, venía muy mal de salud desde tiempo atrás.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rabinovich fue una figura por la que el público uruguayo sentí un gran cariño.

"Él venía sufriendo dolencias cardíacas y su estado se agravó", dijo el productor de espectáculos Lino Patalano, quien desde mucho tiempo atrás produce los shows del grupo argentino. El actor, músico y guionista había abandonado la gira que el grupo realizaba este año por las Islas Canarias, y estaba hospitalizado en un sanatorio de la capital argentina.

"Él era un hombre que tenía un gran sentido del humor, era muy cordial, y un excelente manejador de los medios. Quizá de los cinco integrantes, era el siempre más dispuesto a la prensa. Sobre todo acá en Uruguay, porque él tenía su casa en Punta del Este y consideraba que Uruguay era su segundo país", comentó al respecto Mario Morgan, director de teatro y productor local de las presentaciones de Les Luthiers en Montevideo.

"Yo lo conocí cuando empecé a trabajar con Les Luthiers, 19 años atrás. Rabinovich venía muy mal de salud, y en este último espectáculo que han presentado en Montevideo, Viejos hazmerreíres, prácticamente actuó poco, nunca lo hizo completo. Incluso ya en los ensayos fue ensayado con reemplazos, porque Rabinovich era consciente de su enfermedad. Aunque siempre se tuvo cuidado de no divulgar a la prensa su estado de salud. Pero él estaba en una batalla muy dura", afirma Morgan.

"Los cinco integrantes se compensan unos a los otros: es gente que ha trabajado junta 40 años, y cada uno ocupa un lugar. Pero al mismo tiempo, de parte de Rabinovich hubo una gran generosidad, porque consciente de su enfermedad, él supervisó los reemplazos, para que hicieran lo que él hubiera hecho arriba del escenario", agrega el director de teatro uruguayo.

"Rabinovich era muy querido, porque tenía una imagen pública muy grande, igual que Marcos Mundstock. Y creo que Les Luthiers es un conjunto único, y el público uruguayo lo sigue como a una estrella de rock, o a una estrella internacional, porque son estrellas internacionales. Lo mismo sucede en España. Les Luthiers tiene esa calidad de humor único, que genera un seguimiento de público que no tiene otro conjunto de estas latitudes", afirma Morgan.

"Es la pérdida de, tal vez, el más gracioso. Hizo fragmentos maravillosos. Nos enseñó a reír. Era un descendiente del humor de Cantinflas. Lo vamos a recordar. Ahora no seremos quinteto, seremos cuarteto. Vamos a seguir", dijo Carlos Núñez Cortés, miembro del ensamble, antes de entrar a la sala velatoria.

En abril pasado, Rabinovich no pudo reincorporarse al reestreno en Buenos Aires de Viejos hazmerreíres. "Yo quiero el Nobel de Física", bromeó Rabinovich, en momentos en que se disponía a recibir en nombre de la agrupación el premio Grammy Latino a la Excelencia Musical en Las Vegas, en noviembre de 2011. "Que la gente tome frases de nuestro repertorio para usarlas en su vida cotidiana, es un gran triunfo", declaró en aquel entonces Rabinovich, graduado de notario en la Universidad de Buenos Aires, donde conoció a quienes serían sus compañeros de grupo.

Morgan puntualizó que Les Luthiers se presentará con Viejos hazmerreíres en el Auditorio Nacional Adela Reta, como estaba previsto, el 27 y 28 de enero a las 21 horas, con localidades entre $ 2700 y $ 1200.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados