TEATRO

Un lago pleno de fantasía y ensueño

Hoy se estrena “El lago de los cisnes”: quedan pocas localidades.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Imaginación y exactitud requiere este título clásico. Foto: Santiago Barreiro

Hoy, jueves 31, es el primer estreno de la temporada del Ballet Nacional Sodre, y la expectativa se multiplica porque el título lo merece: El lago de los cisnes es casi que el espectáculo de ballet por antonomasia, y la versión que se presenta ante el público uruguayo (hasta el 15 de abril en el Auditorio Nacional Adela Reta) tiene a su vez otros aditamentos: se hará de modo completo, en una coreografía del maestro argentino Raúl Candal que presenta gran complejidad.

A todo esto se suma la presencia, siempre atrapante, de la primera bailarina María Noel Riccetto, que no estará en el estreno, sino en las funciones del sábado 2, martes 5, viernes 8, martes 12 y viernes 15. Otras primeras figuras ocuparán ese rol protagónico en las demás funciones: Gabriela Flecha será Odette (y Odile) en la noche de hoy, y volverá al personaje el miércoles 13. Otra bailarina solvente, Giovanna Martinatto, ocupará ese rol en la función de mañana, y volverá sobre él el sábado 9. Laura Boltri, Nina Quiroz y Ariele Gomes también darán vida al complejo personaje que inmortalizó Anna Pavlova.

Es la tercera vez que la compañía hace este título en los seis años que Julio Bocca está al frente del instituto. "Es maravilloso poder hacer esta obra cada dos o tres años, y tener la respuesta del público que estamos teniendo. Agradezco que el público siga apoyando", expresó Bocca, ante una demanda de entradas que al día de ayer había superado las 22.000 localidades, quedando apenas las últimas entradas a la venta, por Tickantel, de $ 810 a $ 160.

La puesta contará con la orquesta del Sodre dirigida por Martín García, para enfrentar otra de las joyas de este espectáculo: la partitura de Tchaikovsky, una música seductora que suma fantasía a esta historia de ensueño. El diseño de escenografía de Gastón Joubert promete también mucha ilusión escénica, mientras que los rubros de vestuario e iluminación están a cargo de Hugo Millán y Claudia Sánchez respectivamente, dupla que ya ha mostrado su solvencia en recientes trabajos del BNS. La realización de escenografía y vestuario es de los talleres del Auditorio.

Lógicamente, también hay un buen plantel de primeros bailarines masculinos, muchos de los cuales tienen ya bastantes seguidores entre el público. El malagueño Ciro Tamayo estará en la función de hoy, en el rol de Sigfrido, que repetirá en tres funciones más. Mañana ese personaje lo interpreta Damián Torio, y el sábado Gustavo Carvalho. También el papel del Brujo promete buenas actuaciones, a cargo de Jorge Ferreira, Luiz Santiago y Esteban Clavero según las fechas.

Bocca señaló que el crecimiento del público ha ido a la par de la propia compañía, que cada vez cuenta con mayor cantidad de integrantes. "En esta temporada se han incorporado 13 nuevos bailarines a la compañía: tenemos en este momento 73 bailarines, que en cualquier país del mundo es bastante sorprendente. Porque cada vez más en los diferentes países las compañías internacionales son mucho más chicas, y con una segunda compañía juvenil, que incorporan cuando hacen las grandes producciones. Y luego están la Ópera de París, o el Bolshoi, que tienen 150 o 200 bailarines, aunque sus respectivos países tienen en proporción igual cantidad de habitantes".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)