CRÍTICA: lA FIACA

Kairo Herrera supera un desafío

En Teatro del Notariado se está dando los miércoles un clásico de los años 60

La fiaca
Elenco de La fiaca. Foto: Difusión

El Notariado sigue apostando al humor, y lo hace bien, logrando ese cometido esencial e inmediato que es que el público se ría y pase un rato agradable. Y lo viene haciendo con obras de distinto calibre. Algunas veces, como fue con Toc Toc, apostando al humor llano y directo. Otras, como ocurre con Nuestras mujeres, optando por textos más profundos y actuaciones más precisas. En un lugar intermedio se puede ubicar La fiaca, de Ricardo Talesnik.

Kairo Herrera, un actor con linda voz, asume la titánica labor de interpretar a Néstor Vignale, uno de los tantos grandes personajes que ha dado la literatura teatral argentina de los años 60. Y no lo hace mal, recorriendo los mil estados de ánimo que transita ese personaje emblemático, que un día decidió no ir más a trabajar, por una especie de pereza que en la obra termina cobrando un tono épico de rebeldía.

El resto del elenco está también bien, aunque cada uno en su registro. Luis Lage trabaja con mucho oficio dentro de un registro más volcado hacia el naturalismo. Teresa González, otra intérprete solvente, juega más en un tono de comedia más arrebatada. Nacho Duarte realiza una actuación interesante, con toques de farsa. Y Alessandra Moncalvo recorre su propio camino, con una interpretación que no está mal. Y aunque cada actor va por su cuerda cómica, el público recibe bien el conjunto, con risas que acompañan la evolución de la trama. Quizá el juego de luces fue demasiado cambiante, para un espectáculo que no necesita tanto de esos recursos.

El regreso a la cartelera teatral de este texto emblemático, muy representativo de la década del 60 y sus conflictos, prueba que a poco más de medio siglo de su estreno, La fiaca todavía tiene para dar desde el escenario. Claro que su costado más ideológico ha perdido potencia, pero aún sigue siendo una obra que estimula el lado reflexivo del espectador. Aunque también puede ser vista hoy desde la platea como puro divertimento.

La fiaca se estrenó en Buenos Aires en el Teatro San Telmo, en setiembre de 1967, bajo dirección de Carlos Gorostiza (el autor de Aeroplanos), interpretada por Norman Briski, María Cristina Laurenz, Julio De Grazia y José Novoa. Dos años después llegó al cine, dirigida por Fernando Ayala, y elenco a cargo de Briski, Norma Aleandro, Jorge Rivera López y Lydia Lamaison. El éxito de la película llevó incluso a que mucha gente tomara como un acto social de rebeldía, faltar al trabajo. La versión uruguaya llegó en 1968, hace exactamente medio siglo, de la mano de Teatro Universal, una compañía de repertorio fuertemente comprometido con los temas sociales y políticos. El rol de Néstor estuvo a cargo de Armando Halty, y la dirigió Federico Wolff, donde hoy es Teatro Astral. Para quienes gustan de la historia del teatro del Plata, es un gusto reencontrarse con Néstor, ahora en las manos de otra generación.

ficha

La fiaca [***]

Autor: Ricardo Talesnik. Dirección, selección musical y vestuario: Eduardo Virells. Elenco: Kairo Herrera, Alessandra Moncalvo, Teresa González, Nacho Duarte y Luis Lage. Diseño de luces: Rosina Daguerre. Sala: Teatro del Notariado, Guayabo 1729. Funciones: Miércoles a las 21.00. Entradas: en la sala y Tickantel, $ 450.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)