NOVEDAD

Julio Bocca vuelve al Ballet Nacional del Sodre en 2020, pero para otra tarea: enseñar

El argentino, exdirector durante años de la compañía uruguaya, volverá a trabajar allí el año que viene, pero vendrá a enseñar, lo que más le gusta

Julio  Bocca. Foto: Leonardo Mainé
Julio Bocca. Foto: Leonardo Mainé

El Ballet Nacional del Sodre ha logrado un prestigio que poco tiene que envidiarle a las grandes del mundo. Y su actual director, Igor Yebra, un renombrado bailarín y coreógrafo que asumió el liderazgo el año pasado, consolidó el éxito alcanzado tras la refundación del BNS, hace casi 10 años.

En 2018, la compañía llegó a su espectador un millón, una meta que parecía inalcanzable en 2009 cuando, en algunas ocasiones, había más bailarines sobre el escenario que gente en el público. Y en promedio, desde 2010 a 2018, el Ballet Nacional atrajo a más de 100.000 espectadores al año. ¿Pero cómo se gestó la mayor transformación en la historia del ballet uruguayo?

La primera decisión clave fue política. "Llamaron a una persona idónea que en ese momento estaba por aquí y aceptó", dice Yebra en alusión a su predecesor, el maestro de la danza argentino Julio Bocca, que regresará al BNS el año que viene pero en otro plan, el de docente.

Bocca aterrizó en el BNS en marzo de 2010 después de que el entonces presidente José Mujica le ofreciera el cargo de director artístico con el desafío de devolverle la grandeza al ballet nacional.

"Yo había visto alguna función de la compañía y estaba muy mal, muy pocas funciones y nadie en el público", recuerda Bocca. El bailarín aceptó bajo rigurosas condiciones. Entonces no había un presupuesto estable para las producciones, sino que las ganancias se recuperaban de la venta de entradas o patrocinadores. Bocca exigió un presupuesto anual y pidió que los bailarines firmaran contratos anuales y no indefinidos como hasta ese momento, lo que le costó huelgas y duras críticas.

Igor Yebra
Igor Yebra, director del BNS. Foto: Francisco Flores

Con esa base, el Ballet Nacional empezó a apostar por obras contemporáneas gracias al dinero obtenido con los clásicos más populares como El cascanueces. Se organizaron giras dentro y fuera de Uruguay y se invitó a coreógrafos, maestros y bailarines de la escena mundial.

"Lo más importante es el apoyo para poder hacer los cambios. Tener una visión y decir: 'ok, esta compañía tiene que ser la mejor del mundo'", dice Bocca, que instauró una jornada laboral de ocho horas. Renovó su cuerpo de baile y aumentó las funciones, que antes solo se realizaban los fines de semana. La compañía comenzó a vibrar a un ritmo similar a las de Estados Unidos y Europa. "Esa mentalidad no se tenía acá en Sudamérica, esa forma de trabajo", dice.

Por otro lado, el rostro de María Noel Riccetto, la estrella del ballet que en 2012 decidió volver a la compañía uruguaya, puede verse en muchos de los buses que circulan por Montevideo. Como si se tratara de un concierto de rock o una imperdible final de fútbol, Onegin, la más reciente producción del BNS, se publicitó a lo grande.

Antes de 2010, la publicidad de los espectáculos salía en el último momento, a veces apenas un día antes, y las entradas no se vendían con anticipación, una situación que cambió con el director argentino. 

El ballet nacional ha intentado además mantener precios populares, que cuestan menos que "ver una película los fines de semana" o "ir a un partido de fútbol", comenta Yebra.

Ahora, al tanto de una realidad que se da en Sudamérica que tiene que ver con la competencia salarial internacional para bailarines en buenos momentos, el Ballet Nacional no pierde el tiempo en intentar retener a quienes se van y se centra en el regreso de sus talentos.

Fue el caso de Riccetto y de su compatriota Nadia Mara, primera solista del ballet de Atlanta, que fue invitada a participar en Onegin para bailar por primera vez frente a sus familiares y amigos, antes de volver a Estados Unidos. Bocca también prepara su regreso al Sodre en 2020, pero esta vez volverá a hacer lo que más le gusta, enseñar, sin la presión de los números.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)