Magia

Ilusiones de una noche con humor

Daniel K presenta Decisiones, su nuevo espectáculo

Daniel K
Daniel K

El nuevo show de magia de Daniel K tiene mucho de humor y de asombro. El mago podría haberse detenido ahí, pero no. A su show le puso Decisiones y con él mantiene la mente de su público en el limbo poco deseable, pero adrenalínico de decidir.

Que sean las decisiones del público las que definan todo lo que ocurre en el show hace que el asombro crezca minuto a minuto. Porque aunque en el fondo todos saben que cada movimiento está fríamente calculado, hay un pacto de ingenuidad y de fe en la magia que permite la credulidad necesaria.

Siempre hay una excepción que confirma la regla. En el público de la función a la que asistió El País, hay un señor vestido de rojo y lentes grandes que parece escéptico. Al comienzo, mientras todos los demás ríen con ganas, a él se lo ve serio. Daniel K logra escapar de una caja trancada con candado, el señor del buzo rojo no se inmuta. Daniel K hace los clásicos trucos de cartas con variantes originales. Los de su mesa ríen, el señor de buzo rojo sigue serio.

Entonces el mago llama a una pareja al escenario y los hace partícipes en un juego con nombres y apellidos de famosos que los pone en un aprieto. Les dice algo así como: “Si están destinados a estar juntos, adivinarán la decisión del otro”. El resultado, al contrario de lo que se puede predecir, es una mezcla de Angelina Jolie con Ruben Rada: Angelina Rada. Los chicos no eligen lo mismo, pero el resultado causa risa. Ahora sí, el señor de rojo sonríe y a partir de ahí, por lo menos el carisma de Daniel K y su humor le ganan al escepticismo.

En una entrevista que el mago dio en 2016 a este diario, aseguraba: “La gente sigue teniendo ganas de asombrarse”. Y en Decisiones queda en evidencia y se cumple, sobre todo, cuando el público entero se vuelve víctima de una de las ilusiones de Daniel Ka.

En este show -que va todos los viernes a las 21.00- al igual que en el anterior Mentiras verdaderas que presentó hasta el año pasado, hay mucho número. Hay cálculos que vengan de donde vengan dan en un resultado que el mago tiene escondido en un bolsillo, en una etiqueta o en un sobre. Entonces, para ir a la par de la computadora humana que parece su mente con tanta práctica, la mayoría toma la calculadora del celular y si la calculadora lo dice, es. Hay asombro hasta con la matemática.

Pero sea con las ilusiones numéricas, con los trucos de escapismo o con los más clásicos de cartas, no se escapa el guiño al hilo que guiona el show. “Las decisiones nos definen”, dice el mago uruguayo y plantea, “¿qué pasa cuando dejamos que los demás decidan por nosotros”. Después, toma 1000 pesos de Rodrigo, un valiente que subió al escenario, y los coloca en un sobre que podría, si el resto del público qusiera, terminar en una trituradora. Aunque le cuesta y todo puede salir mal, Rodrigo entiende la moraleja y deja, con recelo, que los demás decidan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)