TEATRO

Humor físico en el Teatro Victoria

Parodia de un show con Camandulle y Pablo Isasmandi.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ironía: Sara de los Santos en un espectáculo raro, original. Foto: Difusión

En la década del ‘50 Uruguay vivía una situación de opulencia económica y reafirmación democrática, que sin embargo estaba llegando al final de sus días, como se vería bien claro en la década siguiente.

Festivales prestigiosos de cine, carnavales con impresionantes despliegues y Montevideo como escala obligada de artistas consagrados mundialmente y políticos de fuste. En este contexto entran a escena las hermanas Clara y Laura Masilotti, reclamando sus derechos sobre un importante tesoro escondido en el Cementerio Central. La historia que comienza allí, se irá repitiendo en futuras décadas, hasta conformar una leyenda, que se tiñe de mito y, por qué no decirlo, de poesía.

Sobre esa fantasía de tesoros ocultos, Marcel Sawchik escribió y dirige Fabulosos hermanos Masilotti, un espectáculo teatral inusual, eficaz, que ya ha probado su virtudes repetidas veces, y ahora regresa al escenario del Teatro Victoria (Río Negro 1479), donde se lo puede ver los sábados a las 21:30 y los domingos a las 20.00. Las entradas se venden en la propia sala, y valen $ 250.

Un elenco integrado por Sara de los Santos, Horacio Camandulle y Pablo Isasmendi toma elementos del café concert para hacer una parodia en la que ellos no se ríen, pero el público sí. Jugando con una puesta en escena de reducido presupuesto, el espectáculo plantea una serie de números, en los que se satiriza la destreza física, jugando con ingenio con el contraste del tamaño de ambos actores masculinos. Un aire antiguo envuelve a este trío de intérpretes que ironizan sobre la disciplina, en un montaje poco común de ver en la cartelera de espectáculos.

"Sí. Hubo un tiempo en que nos dedicamos a buscar tesoros, a fantasear, a encontrarnos con el derecho a soñar, a creer. Las Masilotti ya no están, el tesoro no aparece, pero quedaron en la eterna e incesante búsqueda los ignotos sucesores de las famosas hermanas: los Fabulosos hermanos Masilotti. El primer y último dúo en el universo compuesto por tres personas", señala el director de esta puesta. "Humor en clave de café concert, al son de la Piaf, de Zitarrosa, de Tom Waits, The Doors y Sergio Dalma", agrega el creador de esta inteligente humorada, que apela al humor físico y al situacional. "Todo como en una cinta sin fin, en una sala de espera hacia, quién sabe, qué maravillosa quimera", remata.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados